Algunos Tips en la Designación de beneficiarios

Cuando nuestros clientes compran un seguro de vida, buscan la tranquilidad de saber que, pase lo que pase, sus seres queridos lograrán los proyectos que han planeado juntos.  Sin embargo, estos proyectos pueden verse comprometidos cuando se toma una decisión poco acertada al designar a los beneficiarios de la póliza.

En entrevista con Silvia Atescatenco, Gerente especializada de Siniestros Vida, conocimos algunos tips para la Designación de Beneficiarios, para que, en caso de que el Asegurado llegara a faltar, su póliza garantice sin contratiempos la tranquilidad de sus seres queridos. A continuación los compartimos con ustedes:

1.No es recomendable designar a un beneficiario para que éste a su vez se encargue de repartir la suma asegurada a otros familiares. 
 
Los menores de edad pueden ser beneficiarios, pero es muy importante  considerar que quien ejerce la patria potestad recibirá el pago de la Suma Asegurada en representación de los menores.

Cuando se designa Beneficiario a un menor de edad, y se agrega la condición “en caso de minoría de edad entregar a ( un adulto )“  es muy importante reflexionar en que esta persona designada cono Beneficiario secundario recibirá el pago de la Suma Asegurada y únicamente tiene una obligación de carácter moral para entregar a los menores la suma asegurada establecida. No existe una ley que lo obligue a hacerlo.

Por este motivo se recomienda que la designación se haga en adultos, y en caso de ser menores, que se utilice alguna de las opciones de Fideicomiso disponibles en GNP para la administración de la Suma Asegurada en un fondo que además, otorga atractivos intereses.

1.El asegurado puede elegir libremente como beneficiario,  a cualquier persona que designe, siempre y cuando exista un interés asegurable.
 
El interés asegurable se refiere a que cuando el asegurado falte, se logre resarcir una pérdida económica, según la Ley del Contrato del Seguro.

Es recomendable que el agente y el área de suscripción, identifiquen que sí exista el interés asegurable al momento de designar beneficiarios.

1.Cuando el asegurado decide hacer un cambio de beneficiario, repórtalo de inmediato.
 
Es importante avisar sobre el cambio a la mayor brevedad posible, ya que en el caso de que el Asegurado llegara a fallecer, ya no podrán realizarse cambios de beneficiarios, además de que como cualquier otro cambio sobre la póliza, éste modifica el Contrato de Seguro el cual debe mantenerse actualizado en cuanto a las disposiciones del Asegurado.
Para llevar a cabo el proceso, debes llenar una solicitud de “cambio de beneficiarios” y hacerla del conocimiento de la Compañía por los canales ya conocidos, mediante el formato de cambios H107 debidamente firmado por el Asegurado y enviando posteriormente el documento original al CNO.

La información oportuna y transparencia de nuestros procesos, son piezas claves en nuestra enorme labor de garantizar la tranquilidad económica de muchas familias mexicanas,  para que día a día puedan comprobar que vivir es increíble.

Esta nota fue sacada del Blog de la biblioteca virtual de GNP

Foto de Michelle Meiklejohn

2 Caminos Para Enviar A Tu Hijo A La Universidad

Una carrera en una universidad privada mexicana vale entre 390,000 y 650,000 pesos. Estudiar en Harvard puede costar 149,760 dólares, sólo la colegiatura. Para juntar una cantidad así, el momento para empezar a ahorrar es el nacimiento del hijo, si no es que antes. En México hay dos caminos principales para hacerlo: comprar un seguro de educación y garantizar una cifra de ahorro, o emprender un plan de inversión propia.  A primera vista, los seguros educativos parecen demasiado costosos. Por ejemplo, si alguien contrata con GNP un plan con una cifra garantizada de ahorro de 30,000 dólares, al final de 17 años, deberá desembolsar cerca de  29,104 dólares durante ese tiempo, en pagos de 1,712 dólares anuales. Eso significaría un rendimiento anual de apenas 0.34%. En cambio, si depositara esa misma cantidad cada año en un fondo con un rendimiento de 6% anual, podría juntar 51,198 dólares, al cabo de 17 años.  Pero los seguros de educación protegen contra los tres riesgos principales que puede tener un plan de inversión personal.  El primero es el del fallecimiento de quien aporta el ahorro. En el pago anual se incluye la prima de un seguro de vida, el seguro garantiza un ahorro de 30,000 dólares, y da una protección por fallecimiento por 90,000. En caso de invalidez del padre, ya no cobra las cuotas anuales y, además, le paga 90,000 dólares.

 
 (Reportero: Roberto Morán y Tania Moreno) CNN Expansión On Line, martes 17 de Agosto de 2010

Creditos de Foto: Learn to Learn