Vacaciones!!!

 

  Pueden ser lecciones financieras para tus hijos.

 

Las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina y es una gran oportunidad para que nuestros hijos se familiaricen con el dinero, es hora de empezar como papás a tomar cartas en el asunto de la educación financiera de nuestros hijos, ayudarlos a que comprendan como se gana el dinero, para que sirve, por qué ahorrar; en pocas palabras que desde su temprana edad adquieran hábitos económicos sanos y la capacidad de tomar decisiones financieras saludables, que se traducirán para ellos  en una mejor calidad de vida personal y familiar.

Familiarizar a nuestros hijos con el uso del dinero es guiarlos para que ellos mismos empiecen a  tomar decisiones, comprendan que no todas las cosas materiales que desean las pueden tener, que deben elegir entre una u otra en base a prioridades, que van a tener lo que realmente desean de corazón, lo que los hace felices, y entender que las cosas no se obtienen con chantajes o berrinches;   no es el querer por querer  “sin tener llenadero” como decía mi abuelita.

Suele pasar lamentablemente que parte importante del ingreso de los padres  sirve para mal educar a los hijos, “le doy todo lo que me pide para demostrarle mi amor”; pero al contrario, “porque lo quiero le demuestro mi amor educándolo”, esa es realmente nuestra función como padres, darles herramientas para su vida (uno no va a vivir eternamente para pensar por ellos y resolverles todo) entonces hagamos nuestro mejor trabajo como educadores de nuestros hijos, porque a nadie nos gustaría verlos en su futuro padeciendo graves problemas financieros que quebranten sus relaciones personales y patrimonio.

Nosotros probablemente no escuchamos  hablar a nuestros padres de cultura financiera, ahorro, planeación de su retiro,  prioridades, inversiones, plan de vida, etc.  Sin embargo, es prioritario que las futuras generaciones crezcan con ésta conciencia, porque los tiempos por venir así lo requieren. Ayudemos a nuestros hijos a tener mejores armas en sus vidas y una mejor calidad de vida, a través de una libertad financiera, en donde sus recursos económicos sean utilizados adecuadamente y no inicien su vida productiva con una inconciencia y una necesidad desmedida de gastar. Que sus compras sean elecciones razonadas y no por impulso, lo que hace desarrollar la paciencia, que es un valor fundamental en el ser humano en todos los ámbitos de la vida.

En una nota reciente de la periodista Claudia Castro http://bit.ly/LEdHNg  se señala que las familias mexicanas gastan el 18% de su ingreso en deudas (Pago de intereses y amortizaciones de créditos),  y que éste gasto en materia de consumo y vivienda se ha duplicado en 11 años; dice que en el año 2000 se gastaba el 6.7% de acuerdo a cifras emitidas en el informe “situación Banca México” por el economista Adolfo Albo,  lo que representa un incremento de 2.6 veces en once años.  Es lamentable que el ingreso familiar se vea afectado en esa medida por pago de intereses y deudas; que no sea ese el futuro que heredas a tus hijos, ayúdalos para que ellos desde hoy que son pequeños, se relacionen y entiendan como se vive una vida con libertad financiera.

Manos a la obra!!!

1.- Platica con ellos para que te cuenten que quieren hacer en éstas vacaciones! (claro, todo dentro de tu presupuesto) seguramente en la planeación estará ir al cine, ir a patinar, al parque, rentar películas para ver en casa, comer fuera, etc…

 2.-Asigna a tus hijos algunas tareas acordes a su edad y capacidades, en las que puedan ayudar y ganar una cantidad de dinero, para que así comprendan el esfuerzo de ganar el dinero.

3.- El dinero que des a tus hijos por las tareas debe ser el que tú tengas presupuestado para éstas vacaciones, es decir les vas a dar la oportunidad de que sepan con cuánto cuentan y para que les alcanza, al tener que tomar decisiones aprenderán a elegir entre las diferentes opciones, las que realmente sean importantes para ellos; sabrán por ejemplo, que si dejan de gastar en dulces o refrescos ese dinero lo pueden emplear en otra actividad más placentera, o tal vez puedan comprar un juego de mesa que además fomente la convivencia familiar en éstas vacaciones, o decidirán entre ir al cine o comer fuera. El involucrarse y tomar sus propias los hará sentirse bien y comenzar a involucrarse con el dinero. 

Estoy segura que serás muy ingenios@ para hacer que tus hijos tomen el gusto por entender cómo se gana el dinero y la importancia de usarlo adecuadamente. Por favor déjame un comentario sobre ideas que puedan retroalimentarnos y las vamos platicando para hacer juntos un mejor futuro financiero para nuestros hijos!!!

Con cariño.

Isabel González Castro

Directora General de INFIPRE.

 

 

 

¿Cuál es el mejor momento para comenzar a ahorrar?

“Hoy”

Que edad tienes 20, 30, 40 50 años o más? , tienes afore o no?   Cualquiera que sea tu caso y edad, tomar en cuenta éstas consideraciones te pueden ser de mucha utilidad,  porque estar consciente y actuar harán la diferencia en tu mañana;  te aseguro que cualquier edad que tengas es buena para empezar a ahorrar hoy, ningún momento es demasiado temprano ni demasiado tarde para que inicies tu propio ahorro; sabías que tu afore, te dará el 20 % o 30% de el ingreso que necesitarás para vivir cuándo te llegue el momento de retirarte. Sí, leíste bien el 20% o 30 %, y el 70% restante de donde lo piensas obtener para vivir?,  si esto te preocupa?, créeme que a mi también. Cierra los ojos e imagina como quieres estar en tu vejez?

Hazte las siguientes preguntas y checa las respuestas que tienes para cada una de ellas:

  •  Quién se va a hacer cargo económicamente de ti?
  •   Tendrás salud?
  •  En caso de padecer una enfermedad, vas a tener el dinero para pagar el tratamiento que necesites?
  •  Te gustaría ser una preocupación  y una carga económica para tus hijos?
  •  Te gustaría tener los recursos suficientes para no tener que depender de nadie?
  •  Estás ahorrando para ese momento?

Cómo fueron tus respuestas?  no sabes cómo vas a enfrentar la vida en ese momento? crees que el destino es cosa de suerte?  Piensa que lo mejor que puedes hacer por ti mismo es llegar a esa edad con un patrimonio y un ahorro que te permita tener el dinero necesario para hacer frente a tus gastos diarios.

La decisión de ahorrar es un compromiso contigo mismo,  y  debes hacerlo  durante el período de mayor productividad,  empieza hoy y pasa a formar parte de los que sí ahorran,  no te quedes pensando que no vas a poder, que mejor iras ahorrando lo que te sobre, o peor aún que vas a empezar a ahorrar cuando te sobre!!! Te lo digo por experiencia propia, sí se puede ahorrar, todos podemos en cualquier momento, lo único que debemos hacer es ajustar gastos y considerar  dentro de nuestro presupuesto el 10% del ingreso para el ahorro.

Fíjate que hasta hace unas cuántas décadas las familias mexicanas eran muy numerosas  y cuándo los padres se hacían viejos, se retiraban de la vida laboral  y terminaban viviendo con sus hijos y dependiendo económicamente de ellos, pero los tiempos han cambiado y eso ya no va a pasar,   las parejas hoy día tienen uno o dos hijos máximo, las viviendas no son las enormes casas de antes con muchas habitaciones y en donde los padres ancianos podían vivir con su familia.

 A ti cuántos años te faltan para tu retiro?  Te has puesto a pensar realmente que ese momento llegará y que es mejor planearlo.  A que edad te gustaría dedicarte a lo que más te gusta?, tal vez te gustaría viajar? Pintar?, vivir junto al mar?  Escribir? Disfrutar a tu familia? A tus nietos? Aprender algo? El mejor regalo que podemos darnos a nosotros mismos es vivir sin preocupaciones financieras en nuestra vejez, estás de acuerdo que después de trabajar durante toda nuestra etapa productiva nos merecemos un retiro felíz!!! No dejes que la vida te sorprenda, mejor ahorra y cuánto más pronto comiences, más tiempo tendrás para formar ese ahorro que te permitirá vivir como tu quieres.

Existen planes personales para el retiro que se adaptan perfectamente a tus necesidades, incluso algunos de ellos con incentivos fiscales,  el artículo 176 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, señala que cada año podemos aportar hasta el 10% de nuestros ingresos anuales, con máximo de 5 veces el salario mínimo anual, reduciendo la carga impositiva y ganando recursos para nuestro retiro.

También el artículo 218 de la misma Ley señala que se puede aportar anualmente hasta 152 mil pesos adicionales.

Ahorrar es una virtud que puedes adquirir, siempre es buen momento para empezar y te aseguro que en tu vejez te lo agradecerás.

Déjame tus datos y con mucho gusto te ayudaré a diseñar un plan personal de retiro acorde a tus necesidades y presupuesto.   

Isabel González Castro.

Directora General de Infipre.

Conoce si necesitas o no un seguro

 

Quisiera darte a conocer algunos datos importantes que debes considerar al momento de contratar cualquier seguro, o en caso de que ya los tengas, te aconsejo revisarlos periódicamente junto con tu agente de seguros, porque las etapas de vida van cambiando y junto con ellas las necesidades de protección y los riesgos a los que estamos expuestos. Es fundamental que leas las condiciones generales de tus pólizas y lo que no te quede claro o no lo entiendas pregúntaselo a tu agente de seguros.

Es muy importante para ti solicitar a un agente de seguros que te visite y te ayude a través de su asesoría profesional, para tener un diagnostico de tus necesidades de protección y previsión financiera; una vez conocidas tus necesidades, tú decidirás cuáles son prioritarias, es decir cuáles debes atender de inmediato y cuáles pueden esperar un poco, de cualquier forma es importante que las conozcas porque eso te permitirá saber que las tienes  y planear en qué momento estarás en posibilidades de atenderlas.

En muchas ocasiones ni siquiera estamos conscientes que todos los días  corremos riesgos, no pensamos y mucho menos medimos el impacto económico que tendríamos en caso de sufrir un accidente, desafortunadamente creemos que a nosotros no nos va a pasar nada, que no vamos a envejecer, ni enfermar, ni sufrir una invalidez. ¿Te has puesto a pensar que tanto una muerte prematura como vivir muchos años también son riesgos?, porque si mueres joven y dejas a tus hijos pequeños, quién se va a hacer cargo económicamente de ellos? Y si llegas a vivir muchos años deberás haber planeado tu retiro para que en ese momento de tu vejez tengas los recursos para mantenerte y ser independiente.

El agente profesional de seguros después de haber analizado tu situación, te presentará un diseño de soluciones para cada una de tus necesidades de protección y previsión financiera, que se traduce en tu tranquilidad, al transferir el impacto económico de los diferentes riesgos a los que estés expuesto en tu persona, salud, familia y patrimonio a una compañía aseguradora a través de los diferentes seguros.

Aquí te dejo algunas preguntas que puedes hacerte para saber si necesitas o no un seguro.

1.- Si hoy sufrieras una incapacidad total y permanente que ya no te permitiera trabajar y generar dinero, ¿de donde sacarías el dinero para mantenerte, o quién se haría cargo económicamente de ti y de tus hijos?

2.- Nombra dos personas que económicamente se harían cargo de tu espos@ y tus hijos si tú falleces.

3.- Si hoy sufrieras una accidente o enfermedad grave, ¿tienes el dinero para hacerle frente, o tendrías que pedir prestado quién sabe cuánto, y quién te lo prestaría? ¿Tendrías que vender tu auto? ¿Tu casa?

4.- Pregúntale a una viuda si su vida y la de sus hijos sería diferente si su marido se hubiera preocupado por dejarles un seguro de vida.

5.- Si tu casa sufriera algún daño muy fuerte por terremoto o cualquier otro fenómeno natural y quedara inhabitable, ¿cuentas con el dinero para repararla, para hacer la remoción de escombros, para pagar un hotel o la renta de otra casa durante el tiempo de la reparación?

6.- ¿Cuál es el estilo de vida que quieres para ti en el momento de tu retiro? Imagina que hoy tienes 60 años y quieres disfrutar de lo que mas te gusta hacer, ¿tienes el dinero ahorrado para ese momento que seguro llegará?

7.- Te has preguntado ¿cuánto va a costar tu póliza de gastos médicos mayores cuándo tengas 65 años o más y la necesites más que nunca? ¿De dónde sacarás el dinero para pagarla? ¿Cómo te sentirías de tener que cancelarla porque no haber previsto iniciar un ahorro cuándo eras joven?

Por último y muy importante me resta decirte que no menosprecies ni evites la visita de una asesor profesional de seguros, es alguien que está ahí para llevarte beneficios a ti y tu familia, escucha la asesoría, involúcrate, obtén información importante que te permita tomar buenas decisiones.

Déjame tus datos, o contáctame me dará mucho gusto poder ayudarte con una asesoría personalizada.

Isabel González Castro                                                                                          

Directora General de INFIPRE.