El mejor regalo para Navidad.

Estamos a un par de meses para la Navidad, en lo personal me encantan esas fechas porque son momentos de reflexión, e invade un ambiente de paz, amor y buenos deseos para todos.

También son fechas en donde la mercadotecnia te bombardea para que gastes, gastes y gastes hasta el último peso de tu aguinaldo y no solo eso, sino hasta que quedes endeudado y comiences el próximo año con la famosa “cuesta de enero” y la historia se repite una y otra vez, pero me pregunto hasta cuándo, hasta cuándo vamos a cambiar nuestra forma de relacionarnos con nuestro dinero, comprar compulsivamente y por impulso, vivir como si fuéramos eternos.

Conozco a muchas personas que no tienen en su vocabulario la palabra ahorro y creo que es momento de introducirla por su propio bien, porque la vida se pasa más rápido de lo que uno quisiera y el decir “ahorro” quiere decir disfrutar plenamente el presente sin privarte de tus gustos, solamente es proteger “parte de tu dinero” guardándolo hoy  para disfrutarlo mañana, para que en tiempos difíciles tengas tus propios recursos, para que en las diferentes etapas de la vida tengas tranquilidad y vivas sin estrés financiero.

La población va en aumento y los sistemas de pensiones son insuficientes;  en lo relacionado a la seguridad social los servicios resultan insuficientes, por lo que debemos de estar preparados con nuestros propios recursos para hacer frente a éstos y otros temas y tener siempre una vida de calidad.

Piensa qué pasaría si éste año en lugar de gastar todo tu aguinaldo (y no saber ni en que se te fue) te das el mejor de los regalos “un ahorro para ti” , estoy segura que puedes hacerlo, solamente es cuestión de actitud, de que lo quieras y lo decidas, recuerda que si quieres puedes, he conocido muchas personas a lo largo de mi carrera que tenían miedo porque pensaban que no podrían ahorrar y cumplir una meta, te puedo decir que hoy están felices de haber iniciado su ahorro hace  algún tiempo y en muchos casos estar próximos a cumplir su meta financiera.

Ahorrar es un hábito que todos debemos tener y nunca es tarde para empezar, el ahorro es nuestro mejor aliado en tiempos de crisis y el mejor amigo para aprovechar oportunidades, nos da tranquilidad mental, confianza y felicidad de saber que nuestras metas las podemos cumplir, solo es cuestión de pensar en ti mismo y hacerlo!

Te invito a que ésta navidad inicies tu ahorro, las estadísticas dicen que un buen porcentaje de personas todavía ahorran bajo el colchón, y estoy segura que en muchos casos es porque no conocen instrumentos financieros  seguros. Pero  te cuento que existe uno como traje a la medida de cada persona y que te ayuda a crear una metodología de ahorro, lo puedes hacer en dólares o en moneda nacional, te da rendimientos garantizados, no tiene riesgo, tu dinero se inflaciona en moneda nacional  y además proteges a tus seres queridos y éste beneficio “no te cuesta nada”, va de regalo en tu propio ahorro, te explico: – ¿que pasa si tu estás ahorrando en cualquier lugar y te mueres? – A tu familia o quien designes le entregan lo que llevas ahorrado ¿estás de acuerdo? En éste tipo de ahorro ¿Qué crees? Les entregan lo que pensabas ahorrar!!! Si así como lo escuchas, tu meta final de ahorro se las entregan aún y cuándo tu ahorro apenas inicie. Además tu ahorro también te protege a ti por si sufres una invalidez total y permanente te paga una cantidad de dinero acordada y tampoco te cuesta éste beneficio, es totalmente gratis.  Te puedo platicar más detalles del funcionamiento de ésta excelente forma de ahorrar y con mucho gusto te asesoro para su contratación.

¡Planea que una parte de tu aguinaldo te sirva para iniciar tu ahorro!

Platícame tus metas o inquietudes ¿quieres tener un negocio propio, tal vez un departamento, viajar, una casa de campo…?  te asesoro para proyectar ese ahorro que te ayudará a cumplirlas!!!

Déjame tus datos para ponerme en contacto contigo y si crees que éste artículo puede ayudar a otras personas, por favor compártelo.

Espero conocerte muy pronto, te deseo una vida de abundancia y felicidad!

Isabel González Castro.

Los seguros pagan cuando se contratan adecuadamente

Muchos son los mitos e historias de personas que escuchamos que su seguro no le pagó; me preocupa cómo esos comentarios  perjudican grandemente a otras personas, porque simplemente se quedan con esa idea y por miedo no contratan sus propios seguros, porque “que tal y si tampoco les pagan”,  lo asumen como verdad absoluta y no  se dan a la tarea de investigar  por su cuenta y tomar sus propias decisiones, por supuesto que es bueno escuchar las experiencias de otras personas, pero a final de cuentas debemos ser responsables con nosotros mismos y tomar nuestras propias decisiones fundamentadas y razonadas, porque pasa que cuándo peguntas por qué no pagó una aseguradora algún siniestro, te vas a sorprender lo que te voy a decir, pero la mayoría de los casos es porque la póliza no estaba pagada; sí, así como lo oyes “la póliza no estaba pagada” y en otras ocasiones es porque simplemente las personas no conocen los alcances de lo que contrataron y piensan que tienen cubierto más de lo que realmente contrataron, sus expectativas son diferentes a lo que contrataron.

No te preocupes, las cosas son muy sencillas, cuando contratas un seguro te dan una póliza (contrato) en donde vienen los alcances de tu protección, derechos y obligaciones tanto del asegurado como de la aseguradora.  Que si bien es cierto el lenguaje utilizado no es familiar al común de las personas, también lo es que debes recurrir a profesional en la materia, un agente de seguros, para que te asesore; aprovecha la asesoría de un profesional para que escuche tus necesidades de protección y te de un diseño de soluciones.

En el tema de los seguros existe por supuesto Legislación e Instituciones que regulan el funcionamiento de las Aseguradoras, los seguros y los agentes de seguros.

 Marco Legal del seguro  en México:                                                                                   

Ley General de Instituciones y Sociedades Mutualistas de Seguros.- Fue creada para resolver discrepancias entre el asegurado asesor y aseguradora. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público es el órgano competente para interpretar, aplicar y resolver para efectos administrativos, lo relacionado con ésta Ley.

Ley General de Instituciones y Sociedades Mutualistas de Seguros. Regula las actividades de los agentes de seguros.

Ley Sobre el Contrato de Seguro.- Regula las disposiciones que el contrato de seguro debe cumplir.

Reglamento de Agentes de Seguros y Fianzas. Dicta los lineamientos a los que deben sujetarse los agentes de seguros y fianzas.

Sería muy extenso tratar de comentar los artículos y disposiciones legales contenidas en las anteriores leyes, sin embargo considero conveniente en éste momento citar  el artículo 20 de la Ley Sobre el Contrato de Seguro que señala: La aseguradora estará obligada a entregar al contratante del seguro una póliza en la que consten  los derechos y obligaciones de las partes, que contenga:

  1. Nombre de los contratantes y firma de la empresa aseguradora.
  2. Designación de la cosa o de la persona asegurada.
  3. Naturaleza de los riesgos garantizados.
  4. Vigencia de la protección contra el riesgo estipulado.
  5. Suma asegurada contratada.
  6. La prima de seguro.
  7. Cláusulas y endosos convenidos.

Pide a un agente profesional de seguros que te visite para que te de una asesoría sobre tu situación actual en materia de previsión y protección; es de vital importancia para ti tomarte el tiempo para escuchar la asesoría de un profesional en la materia,  te aconsejo que si ya tienes seguros oigas una segunda opinión sobre lo que ya tienes, para confirmar que están adecuadamente protegido o saber si te encuentras bajo o sobre asegurado y tomar las medidas conducentes.

Espero ésta información haya sido de utilidad para ti, por favor compártela con otras personas.

Si estás buscando una asesoría profesional en materia de seguros, me dará mucho gusto atenderte. Por favor déjame tus datos.

Isabel González Castro.

Directora de INFIPRE.

 

 

 

 

Lo que los seguros de Gastos Médicos Mayores hacen por las personas y sus familias.

Es importante conocer lo que los seguros de gastos médicos mayores han hecho en favor de las personas y sus familias, ya que nos acerca a una realidad de riesgos en nuestra salud a la que todos estamos expuestos.

Estarás de acuerdo conmigo que lo más valioso que tenemos es la salud, sin embargo las enfermedades y accidentes pueden llegar en cualquier momento a cualquier persona y en cualquier edad, en muchas ocasiones su atención y tratamiento representan cantidades millonarias, que sin el apoyo de un seguro de gastos médicos mayores difícilmente se podrían solventar.

Hay enfermedades que se prolongan y se convierten en padecimientos crónicos que implican un gasto fijo para toda la vida de quien las padece. Incluso padecimientos “comunes” se llegan a complicar requiriendo tratamientos costosos.

El desarrollo del embarazo puede presentar complicaciones para la madre y su bebé; un padecimiento congénito del recién nacido también puede ser un fuerte desembolso económico y al no contar con un seguro de gastos médicos mayores, se pone en riesgo la atención de nuestros seres queridos y de nosotros mismos.

A continuación algunos casos de personas de diferentes edades que gracias a su seguro de gastos médicos mayores pudieron hacer frente al gasto de sus enfermedades o accidentes, como podrás ver la atención y tratamiento de ciertas enfermedades alcanzan cifras millonarias en enfermedades o accidentes catastróficos o en padecimientos crónicos.

PADECIMIENTO

EDAD

SEXO

COSTO

Infarto   agudo al miocardio

60

Masculino

16,446,789

Cardiopatía   congénita

0

Femenino

1,092,154

Cirrosis   hepática no alcohólica

64

Femenino

8,140,984

Oligohidramnios   (poco liquido amniótico)

0

Femenino

1,426,125

Melanoma   maligno

40

Masculino

7,011,467

Traumatismo

34

Masculino

6,280,418

Neoplasia   maligna de glándula salivar

29

Femenino

4,084,452

Síndrome   de Distress respiratorio

4

Femenino

3,796,294

Gastritis   aguda

81

Femenino

920,769

Fractura   de columna vertebral

23

Masculino

4,429,834

Pancreatitis   aguda

37

Femenino

3,600,311

Leucemia   Aguda

12

Masculino

13,090,996

Linfoma Maligno   no especificado

46

Masculino

8,462,927

Apendicitis

38

Masculino

918,222

Inmadurez   extrema

0

Masculino

1,458,479

 

Imagina que hubiera sido de éstas personas y sus familias de no haber contado con un seguro de gastos médicos para hacer frente a sus padecimientos o enfermedad, es posible que su patrimonio en algunos casos no hubiera alcanzado o endeudarse no hubiera sido suficiente.

Te invito a que no lo pienses más, asegúrate y asegura a tus seres queridos, el riesgo de no tener un seguro de gastos médicos es muy alto y tu salud es lo más preciado que tienes. Protégete y protege tu patrimonio, déjame tus datos y con mucho gusto te ayudo para que puedas contratar un seguro de gastos médicos mayores a la medida de tus necesidades y posibilidades.

Si te gustó éste artículo y consideras que puede ser de utilidad para otras personas, por favor compártelo, te lo agradecerán.

Isabel González Castro.

Directora General de INFIPRE.

 

 

 

 

Funcionamiento y características del seguro de gastos médicos mayores (parte II)

Lo prometido es deuda, la semana pasada te ofrecí escribir la segunda parte del artículo sobre el seguro de gatos médicos mayores, para que conozcas el funcionamiento y características generales,  considera que cada aseguradora tiene condiciones particulares y políticas internas que en el momento de contratar es importante que conozcas, tu agente de seguros debe darte a conocer con precisión los alcances de la póliza, pero también es importante que tú te involucres y leas  las condiciones particulares del seguro que contrates, para que conozcas los alcances y el día de mañana no tengas sorpresas.

EDAD DE ACEPTACION.- Desde recién nacidos hasta los 64 años de edad,  la edad límite puede varias de una compañía a otra.

RENOVACIÓN VITALICIA GARANTIZADA.- Hay compañías que te garantizan la renovación de la póliza de gastos médicos mayores de por vida, sin importar la duración o costo de los padecimientos iniciados dentro de la vigencia.

MEDICOS DE RED.- Es importante que al contratar la póliza de gastos médicos mayores,  conozcas  a qué médicos tienes derecho de acudir en caso de una enfermedad o accidente y serán cubiertos sus honorarios, hay compañías que manejan médicos de red y solamente puedes atenderte con ellos, en otros casos tu contratas un tabulador médico de acuerdo a lo que usualmente pagas de consulta y te atiendes con tu médico de cabecera, sin necesidad de que esté en la red de médicos de la aseguradora.

SUMA ASEGURADA.- Es el monto máximo a pagar por una enfermedad o accidente cubierto, puedes contratar suma asegurada con límite o sin límite.

DEDUCIBLE.- Es la cantidad de dinero con la que contribuye el asegurado en cada enfermedad o accidente cubierto,  son los primeros pesos gastados por esa enfermedad o accidente, una vez rebasada esa cantidad la compañía se hace cargo de los gastos;  esa cantidad tu la decides de una serie de opciones que tiene la aseguradora, a mayor deducible, menor será el costo anual del seguro.

COASEGURO.- Es la cantidad de dinero con la que el asegurado participa en cada enfermedad o accidente cubierto, del total del gasto, restando el deducible.  Es conveniente que la póliza señale un tope de coaseguro.

PARTO NORMAL O CESAREA.-  Al contratar infórmate tiempos de espera, si te cubre el 100% o recibes una cantidad de dinero fija como ayuda.

COBERTURA DEL RECIEN NACIDO.- También se señala normalmente un período de espera para ésta cobertura que puede ser de 10 meses y en algunas compañías cubre padecimientos congénitos. Hay un plazo de 30 días a partir del nacimiento para darlo de alta en la póliza.

PREEXISTENCIAS.- Son padecimientos iniciados antes de la vigencia de la póliza, dependiendo de la gravedad del padecimiento las compañías pueden excluirlo o e algunos casos ya no ser asegurable la persona;  hay otros casos en los que pueden quedar cubiertos después de cierto tiempo de vigencia de la póliza y con algunas condiciones especiales de suma asegurada.

PERIODOS DE ESPERA.- Hay ciertos padecimientos que tienen períodos de espera,  que es el tiempo que tiene que transcurrir desde el inicio de vigencia de la póliza para que la compañía se haga cargo del pago de esos padecimientos. Normalmente esos períodos van desde un año hasta cuatro años.

HOSPITALES.- Puedes contratar con o sin restricción de hospitales.

COBERTURA.- Existen pólizas de cobertura internacional o nacional.

QUE NO CUBREN.- Como te he comentado depende de cada compañía y de ahí la importancia de leer las condiciones particulares, sin embargo lo que en general no cubre una póliza de gastos médicos mayores:

  •   Padecimientos prexistentes.
  •  Padecimientos que no tengan un diagnóstico médico definitivo.
  •  Tratamientos medicamente no indispensables , estéticos, dietéticos, calvicie.
  •  Tratamientos no reconocidos por la práctica medico científica, experimentales o de beneficio incierto.
  •  Aborto, cualquiera que sea su causa.
  •  Padecimientos con periodo de espera.
  •  Tratamientos dentales.
  •  Que el asegurado provoque intencionalmente la agravación del riesgo y sus consecuencias, alcoholismo, drogadicción, actos delictivos riña, etc.
  •  Omisiones o inexactas declaraciones.

BENEFICIOS ADICIONALES.- Cambian de acuerdo a cada compañía, pero por mencionar algunos pueden ser: cobertura de enfermedades catastróficas en el extranjero, gastos funerarios, respaldo hospitalario (te dan una cantidad de dinero durante tu estancia en el hospital)

FORMAS DE PAGO.- Puede ser pago directo al hospital, si la estancia es mayor a 24 horas y dando aviso de inmediato a la compañía, o vía reembolso.

Espero que éste artículo te sea de utilidad,  si tienes dudas de los alcances de tu póliza de gastos médicos,  déjame tus preguntas  o si quieres contratar una póliza de gastos médicos mayores  con mucho gusto te asesoro.

Cuídate, cuida tu patrimonio, tu salud y la de tus seres queridos, seguir sin un seguro de gastos médicos mayores es un riesgo muy grande que no debes correr. Las opciones son diversas y te puedo ayudar a encontrar la mejor para ti. El dolor de sufrir un accidente o enfermedad y no tener dinero para hacer frente a los gastos  es un dolor que no mereces sentir.

Si te gustó éste artículo y crees que es de utilidad para otras personas, por favor compártelo con tus amigos.

Te dejo un abrazo y espero pronto tener noticias tuyas!

Isabel González Castro

Directora General de INFIPRE