Por qué contratar un seguro de gastos médicos mayores.

Pierna yeso

Todos los días estamos expuestos a sufrir una enfermedad o accidente, por fortuna la mayoría de las veces son leves y seguramente con visitar a nuestro doctor y tomar algunos medicamentos recuperamos nuestra salud, pero ¿qué pasaría si fuera un caso grave?, o peor aún alguna de esas  enfermedades en las que para tener un diagnóstico definitivo se requiere de una serie de estudios previos y muy costosos, o enfermedades crónicas ¿te has puesto a pensar cómo puedes hacer frente  a un accidente o enfermedad grave?

Algunas personas piensan que contratar un seguro de gastos médicos es un gasto, porque creen no necesitarlo (porque en ese momento tienen salud)  prefieren correr el riesgo y por supuesto apostar que nunca tendrán problemas de salud. Evidentemente puede ser así durante toda su vida, sin embargo, existe la posibilidad de un accidente grave, sufrir  enfermedades congénitas o  crónico degenerativas, en donde los costos de los tratamientos y atención médica pueden llegar a ser tan altos, que no tengamos el dinero suficiente para afrontarlos, poniendo en riesgo nuestra salud y tranquilidad. El dolor y sufrimiento de no tener los recursos económicos para una atención de calidad, es un riesgo que no vale la pena correr.

Quiero compartir contigo el caso de Rocío que acaba de ser mamá hace apenas un mes y la semana pasada recibió la noticia de que su pequeño bebé tiene un problema de hidrocefalia y hay que operar de emergencia. ¿Te imaginas lo que sintió en ese momento? Por supuesto un dolor muy grande, tristeza, miedo, angustia, todos esos sentimientos que como padres nos pueden embargar ante el sufrimiento de nuestros seres queridos.

Sin embargo la tranquilidad de tener un seguro de gastos médicos mayores desde hace dos años y en el que se incluyó a su bebé desde su nacimiento,  le permitió decidir en qué Hospital se operaría Mateo y elegir el médico de su confianza.

Por bendición de Dios, la operación de Mateo fue exitosa, salió del hospital y se recupera satisfactoriamente al lado de Rocío, el tratamiento será prolongado y el costo alto, situación que no preocupa a Rocío gracias a que tiene un seguro de gastos médicos mayores que pagará todos los gastos derivados de la enfermedad.

Rocío está feliz de ver a su amado Mateo en casa, recuperándose y con la tranquilidad de que podrá seguir recibiendo una atención de calidad, el tiempo que sea necesario, sin poner en riesgo su patrimonio.

Si aún no cuentas con un seguro de gastos médicos mayores para ti y tu familia, no esperes más para contratarlo, una idea que te puede ser útil, es identificar ¿hasta cuánto dinero dispones para hacer frente a una eventualidad o emergencia médica, sin que desestabilice tus finanzas?, ¿$20,000.00, $30,000.00, $100,000.00,…?, cualquiera que sea la cantidad que tu tengas disponible, esa es la base a partir de la cual tendrías que transferir el riesgo a una aseguradora.

Por ejemplo si lo que tienes disponible es hasta $50,000.00 para hacer frente a un gasto de salud, entonces transfiere el riesgo a una aseguradora contratando un seguro de gastos médicos mayores, para que te ayude a cubrir los gastos derivados de problemas de salud a partir de esa cantidad y todo gasto de salud debajo de ese monto lo absorbes tú, porque no va a desequilibrar tu economía y mucho menos poner en riesgo tu patrimonio.

Con la reflexión anterior puedes tener la tranquilidad de contar con el apoyo de un seguro de gastos médicos mayores, precisamente como su nombre lo dice para “gastos mayores” ya que los menores, los absorbes tú. Mientras mayor sea tu participación económica en cada siniestro, menor será el costo de tu seguro.

El sentido de urgencia para contratar un seguro de gastos médicos mayores, es precisamente que no sabemos en qué momento podemos enfermar o sufrir un accidente. No lo pienses más, protégete y protege a tus seres queridos.

El dolor del arrepentimiento es un dolor que no merecemos sufrir. Lo más valioso que tenemos es la salud, por lo que te invito a reflexionar si hoy has tomado acciones que te permitan vivir tranquilo y protegido.

Espero que encuentres éste artículo útil para ti y para tus seres queridos, si crees que puede ser interesante para otras personas, por favor compártelo.

Es muy importante tu opinión, por favor déjame tus comentarios y si te interesa algún tema en especial, por favor mándame tus sugerencias.

Recibe un fuerte abrazo y mis deseos de abundancia!

Isabel González Castro.

 

Lo que los seguros de Gastos Médicos Mayores hacen por las personas y sus familias.

Es importante conocer lo que los seguros de gastos médicos mayores han hecho en favor de las personas y sus familias, ya que nos acerca a una realidad de riesgos en nuestra salud a la que todos estamos expuestos.

Estarás de acuerdo conmigo que lo más valioso que tenemos es la salud, sin embargo las enfermedades y accidentes pueden llegar en cualquier momento a cualquier persona y en cualquier edad, en muchas ocasiones su atención y tratamiento representan cantidades millonarias, que sin el apoyo de un seguro de gastos médicos mayores difícilmente se podrían solventar.

Hay enfermedades que se prolongan y se convierten en padecimientos crónicos que implican un gasto fijo para toda la vida de quien las padece. Incluso padecimientos “comunes” se llegan a complicar requiriendo tratamientos costosos.

El desarrollo del embarazo puede presentar complicaciones para la madre y su bebé; un padecimiento congénito del recién nacido también puede ser un fuerte desembolso económico y al no contar con un seguro de gastos médicos mayores, se pone en riesgo la atención de nuestros seres queridos y de nosotros mismos.

A continuación algunos casos de personas de diferentes edades que gracias a su seguro de gastos médicos mayores pudieron hacer frente al gasto de sus enfermedades o accidentes, como podrás ver la atención y tratamiento de ciertas enfermedades alcanzan cifras millonarias en enfermedades o accidentes catastróficos o en padecimientos crónicos.

PADECIMIENTO

EDAD

SEXO

COSTO

Infarto   agudo al miocardio

60

Masculino

16,446,789

Cardiopatía   congénita

0

Femenino

1,092,154

Cirrosis   hepática no alcohólica

64

Femenino

8,140,984

Oligohidramnios   (poco liquido amniótico)

0

Femenino

1,426,125

Melanoma   maligno

40

Masculino

7,011,467

Traumatismo

34

Masculino

6,280,418

Neoplasia   maligna de glándula salivar

29

Femenino

4,084,452

Síndrome   de Distress respiratorio

4

Femenino

3,796,294

Gastritis   aguda

81

Femenino

920,769

Fractura   de columna vertebral

23

Masculino

4,429,834

Pancreatitis   aguda

37

Femenino

3,600,311

Leucemia   Aguda

12

Masculino

13,090,996

Linfoma Maligno   no especificado

46

Masculino

8,462,927

Apendicitis

38

Masculino

918,222

Inmadurez   extrema

0

Masculino

1,458,479

 

Imagina que hubiera sido de éstas personas y sus familias de no haber contado con un seguro de gastos médicos para hacer frente a sus padecimientos o enfermedad, es posible que su patrimonio en algunos casos no hubiera alcanzado o endeudarse no hubiera sido suficiente.

Te invito a que no lo pienses más, asegúrate y asegura a tus seres queridos, el riesgo de no tener un seguro de gastos médicos es muy alto y tu salud es lo más preciado que tienes. Protégete y protege tu patrimonio, déjame tus datos y con mucho gusto te ayudo para que puedas contratar un seguro de gastos médicos mayores a la medida de tus necesidades y posibilidades.

Si te gustó éste artículo y consideras que puede ser de utilidad para otras personas, por favor compártelo, te lo agradecerán.

Isabel González Castro.

Directora General de INFIPRE.

 

 

 

 

Funcionamiento y características del seguro de gastos médicos mayores (parte II)

Lo prometido es deuda, la semana pasada te ofrecí escribir la segunda parte del artículo sobre el seguro de gatos médicos mayores, para que conozcas el funcionamiento y características generales,  considera que cada aseguradora tiene condiciones particulares y políticas internas que en el momento de contratar es importante que conozcas, tu agente de seguros debe darte a conocer con precisión los alcances de la póliza, pero también es importante que tú te involucres y leas  las condiciones particulares del seguro que contrates, para que conozcas los alcances y el día de mañana no tengas sorpresas.

EDAD DE ACEPTACION.- Desde recién nacidos hasta los 64 años de edad,  la edad límite puede varias de una compañía a otra.

RENOVACIÓN VITALICIA GARANTIZADA.- Hay compañías que te garantizan la renovación de la póliza de gastos médicos mayores de por vida, sin importar la duración o costo de los padecimientos iniciados dentro de la vigencia.

MEDICOS DE RED.- Es importante que al contratar la póliza de gastos médicos mayores,  conozcas  a qué médicos tienes derecho de acudir en caso de una enfermedad o accidente y serán cubiertos sus honorarios, hay compañías que manejan médicos de red y solamente puedes atenderte con ellos, en otros casos tu contratas un tabulador médico de acuerdo a lo que usualmente pagas de consulta y te atiendes con tu médico de cabecera, sin necesidad de que esté en la red de médicos de la aseguradora.

SUMA ASEGURADA.- Es el monto máximo a pagar por una enfermedad o accidente cubierto, puedes contratar suma asegurada con límite o sin límite.

DEDUCIBLE.- Es la cantidad de dinero con la que contribuye el asegurado en cada enfermedad o accidente cubierto,  son los primeros pesos gastados por esa enfermedad o accidente, una vez rebasada esa cantidad la compañía se hace cargo de los gastos;  esa cantidad tu la decides de una serie de opciones que tiene la aseguradora, a mayor deducible, menor será el costo anual del seguro.

COASEGURO.- Es la cantidad de dinero con la que el asegurado participa en cada enfermedad o accidente cubierto, del total del gasto, restando el deducible.  Es conveniente que la póliza señale un tope de coaseguro.

PARTO NORMAL O CESAREA.-  Al contratar infórmate tiempos de espera, si te cubre el 100% o recibes una cantidad de dinero fija como ayuda.

COBERTURA DEL RECIEN NACIDO.- También se señala normalmente un período de espera para ésta cobertura que puede ser de 10 meses y en algunas compañías cubre padecimientos congénitos. Hay un plazo de 30 días a partir del nacimiento para darlo de alta en la póliza.

PREEXISTENCIAS.- Son padecimientos iniciados antes de la vigencia de la póliza, dependiendo de la gravedad del padecimiento las compañías pueden excluirlo o e algunos casos ya no ser asegurable la persona;  hay otros casos en los que pueden quedar cubiertos después de cierto tiempo de vigencia de la póliza y con algunas condiciones especiales de suma asegurada.

PERIODOS DE ESPERA.- Hay ciertos padecimientos que tienen períodos de espera,  que es el tiempo que tiene que transcurrir desde el inicio de vigencia de la póliza para que la compañía se haga cargo del pago de esos padecimientos. Normalmente esos períodos van desde un año hasta cuatro años.

HOSPITALES.- Puedes contratar con o sin restricción de hospitales.

COBERTURA.- Existen pólizas de cobertura internacional o nacional.

QUE NO CUBREN.- Como te he comentado depende de cada compañía y de ahí la importancia de leer las condiciones particulares, sin embargo lo que en general no cubre una póliza de gastos médicos mayores:

  •   Padecimientos prexistentes.
  •  Padecimientos que no tengan un diagnóstico médico definitivo.
  •  Tratamientos medicamente no indispensables , estéticos, dietéticos, calvicie.
  •  Tratamientos no reconocidos por la práctica medico científica, experimentales o de beneficio incierto.
  •  Aborto, cualquiera que sea su causa.
  •  Padecimientos con periodo de espera.
  •  Tratamientos dentales.
  •  Que el asegurado provoque intencionalmente la agravación del riesgo y sus consecuencias, alcoholismo, drogadicción, actos delictivos riña, etc.
  •  Omisiones o inexactas declaraciones.

BENEFICIOS ADICIONALES.- Cambian de acuerdo a cada compañía, pero por mencionar algunos pueden ser: cobertura de enfermedades catastróficas en el extranjero, gastos funerarios, respaldo hospitalario (te dan una cantidad de dinero durante tu estancia en el hospital)

FORMAS DE PAGO.- Puede ser pago directo al hospital, si la estancia es mayor a 24 horas y dando aviso de inmediato a la compañía, o vía reembolso.

Espero que éste artículo te sea de utilidad,  si tienes dudas de los alcances de tu póliza de gastos médicos,  déjame tus preguntas  o si quieres contratar una póliza de gastos médicos mayores  con mucho gusto te asesoro.

Cuídate, cuida tu patrimonio, tu salud y la de tus seres queridos, seguir sin un seguro de gastos médicos mayores es un riesgo muy grande que no debes correr. Las opciones son diversas y te puedo ayudar a encontrar la mejor para ti. El dolor de sufrir un accidente o enfermedad y no tener dinero para hacer frente a los gastos  es un dolor que no mereces sentir.

Si te gustó éste artículo y crees que es de utilidad para otras personas, por favor compártelo con tus amigos.

Te dejo un abrazo y espero pronto tener noticias tuyas!

Isabel González Castro

Directora General de INFIPRE

 

 

 

 

 

 

 

TODO lo que necesitas saber sobre un seguro de gastos médicos mayores.

No deja de preocuparme y sorprenderme que a lo largo de mi carrera como profesional de los seguros, he tenido un número considerable de casos de personas que me contactan porque quieren contratar un seguro de gastos médicos mayores, para ellas, sus hijos o sus padres, lo triste es que lo han hecho demasiado tarde, cuando ya nada pueden hacer, porque desafortunadamente ellos o su familiar están buscando un seguro de gastos médicos mayores porque les acaban de diagnosticar una enfermedad, que en algunos de esos casos fue desde algo muy sencillo como la necesidad de una operación de amígdalas, hasta los lamentables casos de artritis reumatoide mujer de 31 años; niño de 9 años un problema del corazón, mujer 38 quistes en ovarios,  joven 17 años con leucemia, hombre 33 años trauma craneal severo por accidente automovilístico (los gastos médicos que cubre el seguro del auto se utilizaron, pero fueron insuficientes) y te podría platicar otros casos más, sin embargo creo que es importante en ésta ocasión que tu consideres además otras cosas.

Estoy consciente que sobre el tema de los seguros de gastos médicos mayores hay muchos mitos y realidades, leyendas urbanas y falsas creencias, que se van transmitiendo de boca en boca en base a experiencias de “otras personas” que desafortunadamente en algunos casos se toman como ciertos, (sin analiza el contexto general en que ocurrieron los hechos)  lo que puede ser un riesgo para ti, si basas tus decisiones solamente en las experiencias “de otros” en lugar de informarte, documentarte y “tomar tus propias decisiones”. Piensa:

 ¿Para quién trabajas?

  • Para ti.
  • Para tu familia.
  • Para los que amas.

¿Por qué trabajas?

  • Para el bienestar de tu pareja, hij@s, padres, etc.
  • Para alcanzar sueños y proyectos familiares.
  • Para mejorar tu nivel de vida.
  • Para tu propio desarrollo y satisfacción.
  • Para preparar a tus hijos y que puedan enfrentar con éxito la vida.
  • Para formar un patrimonio que les de seguridad a ti y tu familia.

Ponte a pensar cuántas horas pasas en el trabajo, estás dedicando la mayor parte de tu vida a formar un patrimonio que garantice que tus objetivos y sueños se realicen, tu familia ha depositado en ti su confianza para que esos proyectos se cumplan. ¿Estás consciente que un accidente o enfermedad puede hacer que en segundos se pierda todo ese patrimonio por el cuál has trabajado o peor aún se puede poner en riesgo o perder una vida por falta de patrimonio?

Te imaginas tus sueños y proyectos por lo que has trabajado toda la vida, se pierden en un abrir y cerrar de ojos,  por una enfermedad o accidente que puede ocurrir en cualquier momento a nosotros o a cualquiera de nuestros seres queridos; los costos de los servicios de salud del sector privado en un padecimiento común que puede complicarse, enfermedades crónico degenerativas, o un padecimiento catastrófico, pueden llegar a desequilibrar la economía familiar y acabar con el patrimonio, o peor aún puedes no contar en éste momento con el dinero para hacer frente a esos gastos o no tener ni idea que hacer en esos casos.

No tener un seguro de gastos médicos mayores es un riesgo que no vale la pena correr, infórmate, un seguro de gastos médicos mayores es un contrato escrito con alcances y limitaciones, que implica una obligación legal de cumplimiento para la aseguradora, así como para el asegurado; en el momento de contratar debes conocer sus alcances, para que estés consciente de qué estás contratando, son trajes a la medida, que por supuesto tiene limitaciones que si conoces desde la contratación, no tendrás sorpresas mañana.  Las aseguradoras sí cumplen los contratos y sí pagan sus obligaciones.

Tu familia y tú merecen vivir con la tranquilidad de saber que en caso de un accidente o enfermedad están protegidos, además de acuerdo a lo que establece la Ley del Impuesto sobre la Renta (ISR) las primas de gastos médicos son deducibles de impuestos al 100%

Por la importancia del tema y toda la información que debes conocer, éste artículo lo voy a dividir en tres partes e iré platicándote cada una de ellas en las siguientes semanas:

I.- Que hace una póliza de gastos médicos mayores por ti y tu familia.

II.- Funcionamiento y características del seguro de gastos médicos mayores.

III.- Lo que los seguros de gastos médicos mayores han hecho por las personas y sus familias.

Los accidentes y enfermedad no avisan ni esperan, todas  las dudas, inquietudes o preguntas que tengas, házmelas saber, con profesionalismo ética y seriedad contestaré tus preguntas, si quieres una cotización te puedo ayudar, las opciones son variadas  y encontraremos la adecuada a tus necesidades y posibilidades, si quieres contratar también te ayudo a hacerlo, para que cuentes con una póliza de gastos médicos mayores diseñada especialmente para ti y conozcas sus alcances.

Te dejo un abrazo muy fuerte y deseo que tomes buenas decisiones en favor de la salud, patrimonio y tranquilidad tuya y de tu familia.

Isabel González Castro.

Directora General de INFIPRE.

 

Conoce si necesitas o no un seguro

 

Quisiera darte a conocer algunos datos importantes que debes considerar al momento de contratar cualquier seguro, o en caso de que ya los tengas, te aconsejo revisarlos periódicamente junto con tu agente de seguros, porque las etapas de vida van cambiando y junto con ellas las necesidades de protección y los riesgos a los que estamos expuestos. Es fundamental que leas las condiciones generales de tus pólizas y lo que no te quede claro o no lo entiendas pregúntaselo a tu agente de seguros.

Es muy importante para ti solicitar a un agente de seguros que te visite y te ayude a través de su asesoría profesional, para tener un diagnostico de tus necesidades de protección y previsión financiera; una vez conocidas tus necesidades, tú decidirás cuáles son prioritarias, es decir cuáles debes atender de inmediato y cuáles pueden esperar un poco, de cualquier forma es importante que las conozcas porque eso te permitirá saber que las tienes  y planear en qué momento estarás en posibilidades de atenderlas.

En muchas ocasiones ni siquiera estamos conscientes que todos los días  corremos riesgos, no pensamos y mucho menos medimos el impacto económico que tendríamos en caso de sufrir un accidente, desafortunadamente creemos que a nosotros no nos va a pasar nada, que no vamos a envejecer, ni enfermar, ni sufrir una invalidez. ¿Te has puesto a pensar que tanto una muerte prematura como vivir muchos años también son riesgos?, porque si mueres joven y dejas a tus hijos pequeños, quién se va a hacer cargo económicamente de ellos? Y si llegas a vivir muchos años deberás haber planeado tu retiro para que en ese momento de tu vejez tengas los recursos para mantenerte y ser independiente.

El agente profesional de seguros después de haber analizado tu situación, te presentará un diseño de soluciones para cada una de tus necesidades de protección y previsión financiera, que se traduce en tu tranquilidad, al transferir el impacto económico de los diferentes riesgos a los que estés expuesto en tu persona, salud, familia y patrimonio a una compañía aseguradora a través de los diferentes seguros.

Aquí te dejo algunas preguntas que puedes hacerte para saber si necesitas o no un seguro.

1.- Si hoy sufrieras una incapacidad total y permanente que ya no te permitiera trabajar y generar dinero, ¿de donde sacarías el dinero para mantenerte, o quién se haría cargo económicamente de ti y de tus hijos?

2.- Nombra dos personas que económicamente se harían cargo de tu espos@ y tus hijos si tú falleces.

3.- Si hoy sufrieras una accidente o enfermedad grave, ¿tienes el dinero para hacerle frente, o tendrías que pedir prestado quién sabe cuánto, y quién te lo prestaría? ¿Tendrías que vender tu auto? ¿Tu casa?

4.- Pregúntale a una viuda si su vida y la de sus hijos sería diferente si su marido se hubiera preocupado por dejarles un seguro de vida.

5.- Si tu casa sufriera algún daño muy fuerte por terremoto o cualquier otro fenómeno natural y quedara inhabitable, ¿cuentas con el dinero para repararla, para hacer la remoción de escombros, para pagar un hotel o la renta de otra casa durante el tiempo de la reparación?

6.- ¿Cuál es el estilo de vida que quieres para ti en el momento de tu retiro? Imagina que hoy tienes 60 años y quieres disfrutar de lo que mas te gusta hacer, ¿tienes el dinero ahorrado para ese momento que seguro llegará?

7.- Te has preguntado ¿cuánto va a costar tu póliza de gastos médicos mayores cuándo tengas 65 años o más y la necesites más que nunca? ¿De dónde sacarás el dinero para pagarla? ¿Cómo te sentirías de tener que cancelarla porque no haber previsto iniciar un ahorro cuándo eras joven?

Por último y muy importante me resta decirte que no menosprecies ni evites la visita de una asesor profesional de seguros, es alguien que está ahí para llevarte beneficios a ti y tu familia, escucha la asesoría, involúcrate, obtén información importante que te permita tomar buenas decisiones.

Déjame tus datos, o contáctame me dará mucho gusto poder ayudarte con una asesoría personalizada.

Isabel González Castro                                                                                          

Directora General de INFIPRE.

 

 

Por qué es importante contar con una póliza de gastos médicos mayores.

Platicando con algunas personas me preocupa que piensen que no necesitan una póliza de gastos médicos porque están sanos, o que piensan que hasta que tengan una enfermedad, un accidente o la programación de una cirugía, la van a contratar;  es decir hasta que la necesiten o la vayan a ocupar.

Situación que por desconocimiento les puede traer problemas realmente graves para la atención de su salud y por supuesto en su patrimonio.

Es muy conveniente que contrates tu seguro de gastos médicos mayores cuando estás sano, porque es entonces cuándo la Compañía de seguros va a tomar el riesgo, de lo contrario, dependiendo del padecimiento iniciado, puede ser que ya no seas sujeto de aseguramiento o el padecimiento sea considerado prexistente, siendo causa de exclusión, obviamente si el accidente o enfermedad no son graves seguramente con tus recursos económicos puedes hacer frente, tal vez te endeudes un poco en tu tarjeta de crédito, pero nada que no puedas pagar con tus propios recursos.

Sin embargo, ponte a pensar que pasaría si tú o algún familiar tuvieran un fuerte accidente o llegaran a contraer una enfermedad grave, probablemente tendrías que echar mano de tus bienes, de tu patrimonio en caso de que lo hayas formado; tal vez tu carro, tus ahorros o tu casa?…lo que te podría generar un grave desequilibrio económico, basta con ver los costos de algunas enfermedades o accidentes:

Infarto agudo al miocardio  $300,000.00

Politraumatismo por accidente $2’500,000.00

Apendicitis aguda $150,000.00

Leucemia $9’000,000.00

La salud es lo más valioso que tienes, cuidarla es tu responsabilidad, un seguro de gastos médicos mayores te ayuda a poder atenderte si lo llegas a necesitar y proteger tu patrimonio, me dará mucho gusto ayudarte a contratar una póliza de gastos médicos mayores que te brinde la protección que necesitas tú y tu familia, acorde a tus posibilidades económicas.

Además las pólizas de gastos médicos mayores son 100% deducibles de impuestos.

Tú y tu familia merecen la tranquilidad de poder tener una adecuada atención médica en caso de necesitarla!

Isabel González Castro.

Directora General de Infipre.

 

Enfermedades prexistentes

Gozar de buena salud es vital para la vida, la salud es lo más valioso que tenemos, ya que sin ella no podemos hacer nada, incluso puede llegar a tal grado una enfermedad que nos impida trabajar o desarrollarnos adecuadamente, por lo que es importante tomar las medidas necesarias para hacer frente a los gastos derivados de una enfermedad.

Enfermedades como la diabetes, apendicitis aguda, leucemia, infarto, cáncer,  pueden complicarse a tal grado, que para su atención se requiere de grandes sumas de dinero que pueden llegar hasta cinco millones de pesos; hay enfermedades que son degenerativas como la artritis reumatoide y es necesario tener tratamiento de por vida, lo que implica un gasto constante que desequilibra la economía de cualquier persona, o peor aún, el no tener dinero, puede ser la diferencia entre recibir una atención oportuna y adecuada y poner en riesgo nuestra vida.

Hoy podemos tener buena salud, pero no sabemos en qué momento podemos perderla, eso no depende de nosotros, son riesgos a los que estamos expuestos en el día a día, ya sea por accidente o enfermedad y si no has contratado un seguro de gastos médicos mayores e inicias una enfermedad, ésta será una prexistente para el momento en que quisieras contratar un seguro y podrías ya no ser asegurable. Te imaginas lo difícil que es padecer una enfermedad grave y la pena de no tener el dinero para hacer frente a los gastos.

Toma buenas decisiones hoy, infórmate y asegúrate, que no llegue el día en que lo necesites, no lo tengas y  te invada el arrepentimiento por no haberlo hecho.

 

Conoces el caso de Betty, Luis Alejandro y Rafael?

Eres de los afortunados que cuentan con la prestación de un seguro de gastos médicos mayores por parte de su empresa?  Muchas felicidades!!!

Seguramente estás tranquilo de saber que tú y tu familia recibirán atención médica privada en caso de un accidente o enfermedad. Sin embargo es muy importante que consideres las implicaciones de la gran mayoría de las pólizas de grupo, como los casos que sufrieron Betty, Luis Alejandro y Rafael.

Betty de 37 años de edad, soltera, trabajó 9 años como ejecutiva en una empresa privada de tecnología, disfrutando de la prestación de una póliza de gastos médicos de grupo, por recorte de personal se queda sin protección y al tratar de contratar una póliza individual, ya no es sujeta de aseguramiento por el padecimiento prexistente de  artritis reumatoide que padece desde hace tres años.

Luis Alejandro de 44 años de edad empleado de una agencia automotriz, padre de dos hijos pequeños, le diagnosticaron leucemia aguda y hoy se agotó su suma asegurada (600 Salario Mínimo General Vigente.) No sabe cómo conseguirá los recursos económicos para continuar con el largo tratamiento que requiere, y que podría rebasar los 5 millones de pesos.

Rafael de 65 años de edad laboraba en una empresa de aviación, al jubilarse, trató de continuar con su protección de gastos médicos mayores en una póliza individual, pero en diversas aseguradoras ha sido rechazado por rebasar el límite máximo de aceptación.

Estas experiencias serían diferentes si ellos se hubieran asesorado y conocer a tiempo las alternativas de protección.

Que no te invada el arrepentimiento, pide información para que seas tú quien decida el alcance de la protección para tu salud y la de los tuyos.

 Sí a una persona logro ayudar para que no le pase… estaré felíz de haber contribuído.

Con cariño!

Isabel González Castro.

Puntos importantes a considerar en la contratación de un seguro de gastos médicos mayores

Es importante conocer qué estás contratando en el momento de adquirir una póliza de seguro de gastos médicos mayores, saber los alcances de las coberturas  y los factores que intervienen en el costo de la póliza, ya que en ocasiones el costo puede hacer la diferencia entre tener o no tener un seguro de gastos médicos mayores y por supuesto que el costo de no tenerlo es el más caro, ya que sufrir un accidente o enfermedad y no contar con un seguro de gastos médicos que te ayude a hacer frente a los gastos médicos, pone en riesgo tu salud, estabilidad financiera y el patrimonio familiar.

Puedes tener la tranquilidad de que tú o tu familia están protegidos  en caso de sufrir un accidente o una enfermedad si consideras los siguientes puntos:

1.- SUMA ASEGURADA.- contrata una suma asegurada sin límite, porque nunca se sabe cuánto puedas llegar a gastar en la atención de un accidente o una enfermedad, incluso enfermedades degenerativas, que requieren de gastos constantes o frecuentes; no corras el riesgo de que en algún momento se agote la suma asegurada y no puedas hacer frente a los gastos de una enfermedad.

2.- HOSPITALES.- consulta los diferentes niveles en que están divididos los hospitales y valora realmente en caso de que necesitaras acudir a alguno a cuál de ellos irías, toda vez que el costo de una póliza también se considera en función de los hospitales a los cuáles tengas derecho y posiblemente puedes restringir algunos, lo que hará que el costo de tu seguro disminuya.

3.- DEDUCIBLE.- es una cantidad fija en dinero que tu te obligas a pagar en el momento en que se presente un accidente o una enfermedad, es decir es tu aportación económica en cada siniestro, y son los primeros pesos que se gastan en un accidente o enfermedad cubiertos, y una vez rebasada la cantidad del deducible, empieza la obligación de pago de la compañía, por lo que es importante que en el momento de la contratación valores el deducible que elijas, deberás tomar en cuenta que a mayor deducible el costo de tu seguro será menor y si quieres un deducible bajo, el costo del seguro es más alto. Se puede contratar sólo deducible para las enfermedades y en caso de accidente sin deducible.

4.- COASEGURO.- es un porcentaje del total de la reclamación que corre por tu cuenta, normalmente el asegurado participa con el 10% de la reclamación, pero es importante asegurarse que la compañía con la que contratas defina un tope de coaseguro, para que el impacto económico sea medible y manejable, por lo que es importante que verifiques en su caso cuál es el tope del coaseguro, o sea cuánto es lo más que pudieras llegar a pagar por concepto de coaseguro.

5.- TABULADOR MEDICO.- revisa si el seguro que estás contratando contempla médicos de red, o bien,  tu puedes atenderte con el médico que tu elijas, tu médico de cabecera y qué tabulador médico estás contratando, para que tengas la certeza de que en caso de una reclamación los honorarios del médico que elegiste te los pagarán al 100% o qué tabulador o tabla quirúrgica vas a contratar.

Es importante que tengas una asesoría de calidad, que te ayude a contratar un plan a la medida de tus necesidades  y un excelente servicio post-venta para que tengas la tranquilidad de un buen seguro de gastos médicos mayores y la asesoría de un agente de seguros profesional, honesto  y comprometido, que cuide siempre tus intereses.