Mi estrategia de ahorro para mantener una alta calidad de vida en el retiro

 

Mauricio Priego-04-EstrategiaRetiroPor: Mauricio Priego

Son ya muchas las personas que me han solicitado que comparta la estrategia que estoy siguiendo para mi retiro, por lo que atendiendo al clamor de la comunidad, hoy dedicaré el artículo a compartirla con ustedes. De hecho, lo que me motivó a comenzar la aventura de Practifinanzas fue precisamente la conciencia de que todos estamos en camino de alcanzar la tercera edad, siendo pocos los que la alcanzan preparados financieramente. Así que si quieres vivir la última etapa de tu vida sin tener la necesidad de trabajar para comer ni depender de tus hijos y familiares para cubrir tus gastos y necesidades, en las siguientes líneas encontrarás algunas ideas que podrían ayudarte a crear tu propia estrategia para mantener una buena calidad de vida durante tu retiro.

Para diseñar una estrategia lo primero que se requiere es tener definido a dónde quieres llegar, y este caso no es la excepción. Personalmente definí mi estrategia en base a las siguientes premisas:

  1. Sin importar la edad, en todo momento es necesario cubrir gastos básicos (casa, vestido, sustento);
  2. La calidad de vida es proporcional al disfrute de los momentos que vives;
  3. La salud tiende a deteriorarse con la edad;
  4. Los ahorros, por mayores que sean, son finitos;
  5. El retiro no te exime de tener que afrontar imponderables, tanto personales como familiares;

Concluyendo,

Mi objetivo financiero para el retiro es tener garantizados mis gastos básicos teniendo la liquidez suficiente para poder darme algunos gustos y afrontar situaciones no contempladas, siendo fuente de apoyo en vez de una carga para mi familia.

¿Y cómo pretendo lograr lo anterior? Bueno, ¡para eso es precisamente la estrategia!

I) Tener acceso a un esquema de pensión.

Para esto aprovecho la ley de seguridad social que nos brinda a los trabajadores el derecho a pensionarnos a los 65 años (las famosas AFORES). Me queda claro que la pensión no es suficiente para tener una buena calidad de vida en el retiro, pero lo que busco es que alcance cuando menos para cubrir mis gastos básicos (vestido y sustento). ¿Y si eres un emprendedor, tienes tu propio negocio o trabajas como profesionista independiente? La ley contempla que puedas realizar aportaciones voluntarias de manera que alcances las semanas de cotización requeridas para tener derecho a una pensión.

II) Adquirir mi propia vivienda.

Depender del pago de una renta para tener acceso a un techo no es opción en la tercera edad. Actualmente existen muchas opciones de financiamiento y facilidades para poder adquirir una vivienda durante tu vida productiva, por lo que lograrlo debiera ser una de nuestras prioridades financieras. Ahora bien, ya que la tengas, evita perderla, para lo cual es necesario desde ser responsable al adquirir créditos, hasta asegurarla contra siniestros y desastres.

III) Crear mi propio fondo para el retiro aprovechando los beneficios fiscales existentes

En este punto cuento con un instrumento de inversión para el retiro el cual, además de darme rendimientos muy superiores al de los bancos, me permite deducir mis aportaciones de mi pago de impuestos. En lo personal tomo el dinero que recupero de impuestos gracias a mis aportaciones y lo reinvierto en el propio fondo, lo cual me representa un rendimiento adicional imposible de alcanzar con otro tipos de inversiones con un nivel de seguridad y confianza semejante. ¿Y para qué es este dinero? Precisamente para tener liquidez y con ella acceso a una calidad de vida superior a la que obtendría únicamente con la pensión.

¿Es posible considerar las aportaciones voluntarias a las AFORES para cubrir este punto? La respuesta es sí, aunque en lo personal prefiero diversificar mi ahorro para el retiro de manera que no tenga todos los huevos en una misma canasta. En lo que te debes de fijar es que la institución financiera detrás del instrumento sea sólida y se encuentre correctamente constituida y regulada por las autoridades correspondientes (En México, CONDUSEF, CNSF, SHCP, CNBV, entre otras), que te de flexibilidad en cuanto al monto y periodicidad de tus aportaciones (nadie tiene seguro su futuro), capacidad de decisión en cuanto a cómo invertir tu dinero, y una excelente atención y asesoría a clientes.

Si deseas información sobre el instrumento en el que invierto mi ahorro para el retiro, con gusto puedo enviártelo por correo electrónico 😉

IV) Generar un ingreso pasivo

Como mencionaba al principio, por más que uno ahorre y por más grandes que sean los rendimientos obtenidos un ahorro siempre será finito, por lo que entre más tiempo se viva mayor será el riesgo de agotar nuestro ahorro. Y esto sin contar los diferentes imponderables que seguramente tendremos que afrontar… Es por ello que se vuelve crítico el mantener un flujo activo de dinero el cual no debiera estar ligado a una actividad física de nuestra parte. Precisamente esos son los ingresos pasivos: aquellos que continúas recibiendo a pesar de haber dejado de realizar la actividad que los comenzó a generar. El ejemplo por antonomasia son los derechos de autor: un escritor o un compositor crea una obra por la cual continúa recibiendo ingresos cada vez que se vende su libro o su disco. (Al final, en la sección Artículos Relacionados, encontrarás un par de artículos que podrán servirte para generar tu propio ingreso pasivo)

V) Procurar mantener una adecuada salud financiera

Para lo anterior no hay nada como hacer de la salud financiera un hábito: No gastar el dinero que no se tiene, evitar abusar del crédito, pagar puntualmente las deudas, generar ahorros, ser astuto al adquirir productos y servicios… Es normal que durante la vida se tengan tropiezos, emergencias que se escapan de nuestras manos, pero lo importante es levantarse y llegar a la meta – el retiro – con nuestras finanzas sanas. Además, diversos estudios de bancos, universidades y diversas instituciones han demostrado que el principal motivo de endeudamiento es la falta de disciplina financiera (satisfacer deseos y gustos cuando no se tiene el dinero, el famoso “disfrute ahora y pague después”)

VI) Promover la educación financiera en el seno de mi familia

Este es un punto de especial importancia. ¿De qué sirve llevar a cabo todo el esfuerzo anterior si al final nuestra pareja o nuestros hijos se vuelven un pozo sin fondo donde desaparece el dinero? Y vuelvo a decirlo: una cosa es unirnos como familia para afrontar un evento no contemplado, y otro muy distinto es tener que mantener y cubrir los compromisos de personas que debieran ser responsables e independientes financieramente. ¿Habría que dejarlos solos a su suerte? Eso no lo sé… Es un tema muy complejo donde se involucran principios, creencias y sentimientos muy profundos… Pero es un hecho que si nos ocupáramos con tiempo de promover la cultura y el desarrollo de habilidades financieras en quienes amamos, podríamos prevenir el tener que vivir ese tipo de situaciones. Como dice el refrán, es mejor prevenir que lamentar.

VII) Mantener mi derecho al acceso a instituciones de salud pública

Sin importar si actualmente se tiene un seguro de gastos médicos mayores, es importante mantener la vigencia en los servicios de salud del estado (IMSS, ISSSTE o Seguro Popular). Existen enfermedades que son muy caras y que acompañan al enfermo el resto de su vida, las cuales pueden fácilmente socavar cualquier ahorro o volver insuficiente un ingreso pasivo.

VIII) Mantener un estilo de vida saludable

Comer sano, hacer ejercicio, evitar los vicios y los excesos, ser prudentes al conducir… Mientras más sanos lleguemos a la tercera edad, mayor probabilidad tendremos de vivir un retiro con un buen nivel de salud, lo cual nos ayudará a mantener un alto nivel de calidad de vida y reducir los gastos en médicos y medicinas.

IX) Comenzar lo antes posible

Entre más tiempo tengas para realizar lo anterior, mejor: Se obtienen mucho mejores resultados con un menor esfuerzo…

  • ¿Sabías que una persona que empieza a ahorrar $1000 mensuales para el retiro a los 25 años a un 10% anual, para los 65 años tiene un capital de $6.43 millones? Si empieza a los 35 sólo alcanza $2.29 millones, $773 mil si empieza a los 45 y únicamente $205 mil comenzando a los 55.
  • ¿Por qué preocuparte por tu alimentación y el ejercicio hasta que ya eres diabético, hipertenso o has sufrido un infarto? Es mejor comer sano y hacer ejercicio para prevenirlos, ¿no crees?
  • ¿Cuándo crees que es más sencillo inculcar los buenos hábitos financieros a una persona? ¿Durante su niñez, durante la rebeldía de la adolescencia o cuando ya se es adulto? (Lo digo por tus hijos…)

X) Vivir en paz con Dios, con los hombres y contigo mismo

La frase anterior la tomé prestada de un libro clásico. Y es que para tener una buena calidad de vida, más allá del dinero, es importante tener paz, la cual sólo se consigue si mantienes buenas relaciones interpersonales tanto en tu núcleo familiar como quienes te rodean, si te aceptas en tus limitaciones mostrando una cara positiva y alegre a la vida, y siendo fiel a tus principios y creencias.

Esta estrategia de 10 puntos quizá parezca de primera instancia muy ambiciosa, pero en realidad es sencilla de seguir. Sólo requieres armarte de voluntad y disciplina para lograrlo.

Finalmente un último detalle:

Si bien disponemos de toda una vida para definir y llevar a cabo nuestra estrategia para el retiro, al final sólo tenemos una oportunidad para sentar las bases necesarias para disfrutar de una buena calidad de vida en la tercera edad.

Y tú, ¿tienes alguna estrategia para preservar una alta calidad de vida durante tu retiro?

¡Éxito!

Visiten el blog del autor: Practifinanzas

Créditos de foto: Practifinanzas.com

Año nuevo, finanzas nuevas.

Año nuevo finanzas nuevas

El comienzo de un nuevo año nos llena de ilusión, esperanza, retos  y  normalmente una buena lista de buenos propósitos, que son cosas que deseamos hacer o tener en nuestra vida.

Un propósito es solamente un deseo, que debemos convertir en una meta para que realmente lo realicemos. ¿Te ha pasado alguna vez que tuviste algún propósito y nunca lo llevaste a cabo? Tal vez porque solamente se quedó en un sueño o ilusión de hacer algo, sin llevarlo al siguiente paso que es convertirlo en una meta.

El dinero es el medio necesario para lograr muchos de nuestros objetivos en la vida, de ahí la importancia de manejarlo adecuadamente, por lo que conocer y adoptar buenos hábitos financieros, te ayudará a mejor tus finanzas personales.

1.- Elaborar un presupuesto te ayuda a tener el control de tu dinero, identificar las áreas en donde puedes recortar gastos, ya que con exactitud sabrás cuánto ganas y en que lo gastas.

Todas las personas que manejamos dinero debemos hacer un presupuesto, sin embargo son muchas las que no elaboran un presupuesto personal, porque desconocen los beneficios financieros de hacerlo, porque no saben cómo o simplemente porque les falta el hábito.

2.- Ahorra en forma disciplinada y constante, siempre que recibas dinero lo primero que debes separar es el porcentaje destinado al ahorro (no esperar a ahorrar lo que te sobre) visualiza tus metas a corto, mediano y largo plazo define cuánto dinero necesitas para lograr cada una de ellas, priorízalas y comienza un ahorro para cada una en cuánto te sea posible.

No cometas el error de ahorrar en un solo instrumento financiero para diferentes fines, ni dejar el dinero de tu ahorro en la misma cuenta de tu nómina o cuenta eje. Debes tener una cuenta especial para tu ahorro, porque si el dinero está todo en un mismo lugar, corres el riesgo de usarlo para comprar otras cosas diferentes a lo planeado.

3.- Crea un fondo para contingencias que te permita hacer frente a gastos imprevistos, emergencias médicas, desempleo, o cualquier otra situación importante que pudiera desequilibrar tus finanzas.

El fondo de contingencia debe estar en una cuenta exclusiva y con disponibilidad inmediata, toda vez que una enfermedad o gasto imprevisto pueden surgir en cualquier momento; en ésta cuenta sólo tendrás el dinero para esos fines y no lo gastaras en otras cosas, porque así cuando lo requieras ahí estará disponible para tu tranquilidad.

Lo ideal es que tu fondo de contingencias sea el equivalente a dos meses de tu sueldo como mínimo, así que puedes comenzar a crearlo desde hoy, haciendo una proyección sabrás cuánto tiempo requieres para crearlo.

Lo importante es que seas constante y disciplinado para crearlo, la paciencia juega un papel fundamental en las finanzas personales, crear un ahorro lleva su tiempo, pero la recompensa financiera, la tranquilidad y satisfacción personal son muy grandes y bien vale la pena.

4.- Una buena inversión son los seguros, de vida, de gastos médicos mayores, de auto, de hogar, ya que son instrumentos que blindan tu patrimonio, te dan tranquilidad y evitan que las personas sufran una pérdida económica catastrófica.

Todos los días nos enfrentamos a diferentes riesgos que por su magnitud pueden ser leves o graves, los primeros normalmente los podemos cubrir con nuestros propios recursos, que es el fondo de contingencia del que hablamos en el punto anterior. Sin embargo existen riesgos que son graves y que de ocurrir ponen en riesgo nuestro patrimonio y en ocasiones incluso todo el patrimonio puede ser insuficiente.

No contratar seguros pensando que son un gasto que podemos ahorrar, es una muy mala decisión, porque en el momento de necesitarlos y no tenerlos, además del impacto económico, el dolor y el sufrimiento es muy grande.

5.- Utiliza tu tarjeta de crédito con responsabilidad, ya que no es una extensión de tu ingreso y paga cada mes el total del adeudo, de lo contrario pueden convertirse en deudas que se salen fuera de tu control.

Los créditos son un medio a través del cual podemos conseguir dinero para satisfacer nuestras necesidades, lo cual suena muy bien, siempre y cuando se utilice con responsabilidad y conocimiento de las características del tipo de crédito.

El problema es cuando nos acostumbramos a pagar todo con tarjeta de crédito -lo cual no es malo- si al final del mes tenemos el dinero para pagar el total del saldo de la tarjeta, porque de lo contrario habremos adquirido artículos o servicios por los que pagaremos intereses, siendo que podíamos haberlos pagado de contado.

Si hacemos una planeación y ahorramos antes de comprar, hay cosas que podemos adquirir pagándolas de contado, ropa, juguetes, comida, diversión, muebles, etc., piénsalo detenidamente visualiza y planea que cosas o servicios puedes comprar así.

Organizar tus finanzas y no comprar cosas innecesarias, te ayudará a tener mayor capacidad de ahorro, para qué con tu propio dinero compres las cosas que no son tan caras sin necesidad de ocupar el crédito para todo. Los créditos son excelentes servicios financieros que hay que utilizar con responsabilidad de acuerdo a nuestra capacidad de pago.

Las tarjetas de crédito otorgan beneficios que debes conocer y utilizar a tu favor.

6.- Nunca gastes más de lo que ganas, toma en cuenta que los deseos son ilimitados, pero el ingreso es limitado, por lo que antes de comprar algo pregúntate ¿realmente lo necesito o solamente lo quiero?

Siempre existe el deseo latente de querer tener más cosas, una casa más grande, un coche nuevo, cambiar el guardarropa, más juguetes para los hijos, un celular nuevo, lo último en tecnología, etc., sin embargo excederse en compras de bienes o servicios que no están dentro de nuestro presupuesto, solamente porque me gustó y lo quiero, nos puede llevar a gastar más de lo que ganamos y un desequilibro financiero.

No se trata de gastar y comprar sólo por impulso todo lo que se me atraviesa en el camino y me gusta. Aprendamos a ser compradores inteligentes, en donde nuestras compras sean razonadas y prudentes, evitando los impulsos.

Precisamente hacer un presupuesto, te dará los parámetros del dinero que tienes disponible para gastar. No nos engañemos comprando cosas que no podemos pagar y que lo único que conseguimos al exceder nuestros gastos son las consecuencias negativas que nos traerán serios problemas financieros.

7.- Invierte tu dinero para obtener ingresos pasivos y hacer crecer tu patrimonio (son los ingresos que obtienes por rentas de inmuebles, dividendos de un negocio o de acciones, la ganancia por la venta de un bien, etc.)

Todas las personas podemos adquirir nuevas habilidades financieras para hacer crecer nuestro dinero, lo primero es ordenar las finanzas y convertirnos en buenos administradores de nuestro dinero. Evitando despilfarros y malos hábitos financieros.

8.- Adquiere mayores habilidades financieras, leyendo libros relacionados con el tema, también en internet encontrarás literatura sobre el particular, asiste a seminarios y conferencias de finanzas personales, busca e interésate por adquirir mayor conocimiento y saber tomar mejores decisiones sobre el manejo de tu dinero.

Conviértete en comprador inteligente, recuerda comparar precio y calidad antes de comprar, así tendrás la oportunidad de encontrar el mismo producto de igual calidad en un mejor precio.

Comprar sin prisa ayuda a tomar mejores decisiones, porque si haces compras de última hora corres el riesgo de comprar cualquier cosa y al precio que sea, porque no tienes la oportunidad de comparar.

Evita comprar cosas que no necesitas solo porque están de oferta, además revisa la calidad, porque como dice el dicho “lo barato sale caro”.

9.- Planifica los gastos futuros que ya conoces y que representan un gasto adicional en ciertos meses del año (inicio de clases, Navidad, fin de año, vacaciones, cumpleaños de familiares y amigos, etc.) unas vez ubicados ahorra para ellos, para que llegado el momento no tengas que recurrir al crédito de familiares, amigos o instituciones financieras.

10.-  Planea tu futuro, mientras más pronto comiences mejor, un grave error es no tener una estrategia personal para el retiro, pensando que se es muy joven y falta mucho tiempo para ese momento.

Independientemente de que se tenga una afore, es conveniente iniciar un PPR (plan personal de retiro), que te servirá para complementar el ahorro con el que vivirás durante 20 años o más.

11.- Platica con tus hijos sobre la importancia del buen manejo del dinero y ayúdalos a que desde pequeños adquieran hábitos financieros sanos.

Cambiar paradigmas y hábitos es fácil cuando se quiere de corazón y para querer debemos tener un motivo importante para hacerlo y en cuestión de tus finanzas personales el motivo principal es el amor a ti mismo y tú familia.

Conseguir  libertad financiera lleva su tiempo, así que no esperes más y comienza el compromiso contigo mismo para una vida financieramente sana, tus finanzas personales son tu responsabilidad.

Te invito a planear y reestructurar tus finanzas poniendo en práctica los hábitos que aún no tienes y que puedes adquirir con determinación y constancia, te aseguro que la recompensa será una vida plena con libertad financiera.

Por favor déjame un comentario para saber si te parece de utilidad éste artículo y apóyanos en la difusión de la cultura financiera, compartiendo ésta información con familiares y amigos.

Isabel González Castro.

Plan personal de retiro.

El otro día tuve la oportunidad de estar en una reunión con un grupo de amigos, todos  entre 45 y 55 años, platicamos amenamente diferentes temas, nos reímos mucho, una de esas reuniones que quieres repetir; uno de los temas que más nos ocupó fue “lo rápido que se pasa la vida”,  ya saben las mujeres diciendo que si antes estábamos delgadas, que podíamos comer de todo y no pasaba nada, pero que ahora hasta el aire que respiramos nos  engorda, que la piel ya no es la misma que hay arruguitas en donde no había y todos los cambios que la madre naturaleza inevitablemente hace en nuestros hermosos cuerpos; por su lado también los hombres, aunque no quejándose de su físico (como lo hacíamos nosotras)  sí recordaban los tiempos pasados en que participaban en diferentes deportes  y ganaban campeonatos de tal o cuál disciplina, que corrían maratones, que aguantaban desveladas y borracheras con los amigos hasta altas horas de la noche o incluso no dormían (jajajajaja me acuerdo de cada aventura que  se contó y no puedo evitar reírme nuevamente) el caso es que todos coincidimos en “lo rápido que se pasa la vida” y en lo importante que es vivir cada momento plenamente.

De una u otra forma todos coincidimos en lo importante de los años por venir, que después de tantos años de trabajo deseábamos poder disfrutar plenamente de la vida haciendo lo que más nos gusta; disfrutamos escuchando lo que cada uno quiere hacer en unos años más, cómo y en dónde queremos vivir; desde el que quiere dedicarse a viajar, la fotografía,  poner un restaurante en una playa, irse a vivir a un pueblo mágico y tranquilo con calidad de vida, tener su estudio de pintura, , etc.

Hablar de retiro no es sinónimo de vejez o de que ya no hay nada más que hacer en la vida, es sinónimo de una nueva etapa de la vida en plenitud, de una nueva etapa en la que capitalizas todos los recursos que has ganado en la vida, en donde vas a disfrutar precisamente haciendo lo que más que te gusta.

Toma en cuenta que va a llegar el momento en que quieras dejar de trabajar, porque ya estás cansado o porque simplemente deseas vivir un retiro pleno y feliz;  vas a poder hacerlo si tuviste el cuidado de comenzar a ahorrar en tu juventud o en cualquier etapa de tu vida, nunca es tarde para hacerlo, mientras más pronto comiences es mejor, porque tendrás la posibilidad de reunir más dinero para tus proyectos de retiro, porque el ahorro será el dinero con el que vivirás durante 20 años o más (toma en cuenta que cada día la expectativa de vida es mayor)

Y tú ¿qué estás haciendo hoy para ese momento de tu vida? ¿ya tienes tu plan personal de retiro? ¿Qué esperas para iniciarlo?

Te recomiendo los instrumentos financieros de las aseguradoras, creados especialmente como planes personales de retiro, entre los beneficios que te ofrecen:

  • Ahorro garantizado, sin riesgo.
  • Ahorro en dólares o moneda nacional
  • En moneda nacional se incrementan cada año conforme a la inflación de nuestro país, para que no pierdas poder adquisitivo
  • Atractivo rendimiento por arriba de inflación
  • El ahorro lo puedes o no hacer  deducible de impuestos
  • Protección desde hoy para ti en caso de sufrir una invalidez por accidente o enfermedad.
  • Protección para tus seres queridos por  fallecimiento del contratante.
  • Tú eliges a qué edad quieres recibir tu dinero.
  • Tú eliges que cantidad quieres recibir
  • Tú eliges si lo quieres recibir en un solo pago o en rentas.

 

Como puedes darte cuenta ésta es una excelente opción con una metodología que te permitirá DISFRUTAR EL RETIRO QUE MERECES.

Te deseo que pronto inicies tu plan personal de retiro para tengas un retiro pleno y feliz, sin estrés financiero.

Si ya tienes una estrategia de ahorro para tu retiro, platícanos que estás haciendo y si te gustó éste artículo por favor compártelo con tus amigos.

Isabel González Castro.

 

 

Los seguros pagan cuando se contratan adecuadamente

Muchos son los mitos e historias de personas que escuchamos que su seguro no le pagó; me preocupa cómo esos comentarios  perjudican grandemente a otras personas, porque simplemente se quedan con esa idea y por miedo no contratan sus propios seguros, porque “que tal y si tampoco les pagan”,  lo asumen como verdad absoluta y no  se dan a la tarea de investigar  por su cuenta y tomar sus propias decisiones, por supuesto que es bueno escuchar las experiencias de otras personas, pero a final de cuentas debemos ser responsables con nosotros mismos y tomar nuestras propias decisiones fundamentadas y razonadas, porque pasa que cuándo peguntas por qué no pagó una aseguradora algún siniestro, te vas a sorprender lo que te voy a decir, pero la mayoría de los casos es porque la póliza no estaba pagada; sí, así como lo oyes “la póliza no estaba pagada” y en otras ocasiones es porque simplemente las personas no conocen los alcances de lo que contrataron y piensan que tienen cubierto más de lo que realmente contrataron, sus expectativas son diferentes a lo que contrataron.

No te preocupes, las cosas son muy sencillas, cuando contratas un seguro te dan una póliza (contrato) en donde vienen los alcances de tu protección, derechos y obligaciones tanto del asegurado como de la aseguradora.  Que si bien es cierto el lenguaje utilizado no es familiar al común de las personas, también lo es que debes recurrir a profesional en la materia, un agente de seguros, para que te asesore; aprovecha la asesoría de un profesional para que escuche tus necesidades de protección y te de un diseño de soluciones.

En el tema de los seguros existe por supuesto Legislación e Instituciones que regulan el funcionamiento de las Aseguradoras, los seguros y los agentes de seguros.

 Marco Legal del seguro  en México:                                                                                   

Ley General de Instituciones y Sociedades Mutualistas de Seguros.- Fue creada para resolver discrepancias entre el asegurado asesor y aseguradora. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público es el órgano competente para interpretar, aplicar y resolver para efectos administrativos, lo relacionado con ésta Ley.

Ley General de Instituciones y Sociedades Mutualistas de Seguros. Regula las actividades de los agentes de seguros.

Ley Sobre el Contrato de Seguro.- Regula las disposiciones que el contrato de seguro debe cumplir.

Reglamento de Agentes de Seguros y Fianzas. Dicta los lineamientos a los que deben sujetarse los agentes de seguros y fianzas.

Sería muy extenso tratar de comentar los artículos y disposiciones legales contenidas en las anteriores leyes, sin embargo considero conveniente en éste momento citar  el artículo 20 de la Ley Sobre el Contrato de Seguro que señala: La aseguradora estará obligada a entregar al contratante del seguro una póliza en la que consten  los derechos y obligaciones de las partes, que contenga:

  1. Nombre de los contratantes y firma de la empresa aseguradora.
  2. Designación de la cosa o de la persona asegurada.
  3. Naturaleza de los riesgos garantizados.
  4. Vigencia de la protección contra el riesgo estipulado.
  5. Suma asegurada contratada.
  6. La prima de seguro.
  7. Cláusulas y endosos convenidos.

Pide a un agente profesional de seguros que te visite para que te de una asesoría sobre tu situación actual en materia de previsión y protección; es de vital importancia para ti tomarte el tiempo para escuchar la asesoría de un profesional en la materia,  te aconsejo que si ya tienes seguros oigas una segunda opinión sobre lo que ya tienes, para confirmar que están adecuadamente protegido o saber si te encuentras bajo o sobre asegurado y tomar las medidas conducentes.

Espero ésta información haya sido de utilidad para ti, por favor compártela con otras personas.

Si estás buscando una asesoría profesional en materia de seguros, me dará mucho gusto atenderte. Por favor déjame tus datos.

Isabel González Castro.

Directora de INFIPRE.

 

 

 

 

Dime cuánto ahorras y te diré cómo será tu futuro

Estrategia personal para el retiroCualquiera que sea tu edad, tengas o no afore, tomar en cuenta éstas consideraciones te pueden ser de mucha utilidad, nunca eres demasiado joven, ni demasiado grande para iniciar una estrategia personal para tu retiro. Sabías que se calcula que el dinero que ahorres en tu afore te dará entre un 20% y un 30 % de lo que vas a necesitar para vivir en tu retiro. Si consideramos que normalmente las personas tenemos una vida productiva de 40 años, es decir nuestra vida laboral comienza alrededor de los 25 años y concluye a los 65 años de edad, éstos 40 años son el tiempo que tenemos para crear ese ahorro que nos permitirá tener dinero para vivir en nuestra vejez; la expectativa de vida es a los 85 años de edad,  no podemos perder de vista que 20 años o tal vez más tendremos que vivir de lo que hoy ahorremos, ese será nuestro ingreso durante nuestro retiro.

Vivir muchos años y sin recursos económicos es un riesgo que no vale la pena correr, te aseguro que éste es un buen momento para que prepares tu proyecto de retiro, existen instrumentos financieros especializados para el retiro que manejan las aseguradoras; son instrumentos seguros que te permiten ahorrar en forma disciplinada, metodológica y constante, en los que además de ahorrar obtienes diversos beneficios que te dan protección y seguridad financiera.

Los beneficios de contar con un seguro de inversión para tu retiro son los siguientes:

1.-  Eliges la cantidad de dinero que quieres tener en tu retiro.

2.-  El plazo se ajusta a tus necesidades.

3.- Eliges si quieres tu ahorro en moneda nacional o en dólares.

4.- En moneda nacional tu ahorro cada año se ajusta con la inflación, lo que permite que tu dinero no pierda poder adquisitivo con el paso del tiempo.

5.- Rendimientos por arriba de inflación.

6.- Protección para caso de fallecimiento o incapacidad total y permanente.

7.- Además tu ahorro puede ser deducible de impuestos.

El plan personal de retiro de las aseguradoras, te protege en forma integral, ya que si desafortunadamente llegas a sufrir una enfermedad o accidente que te deje con incapacidad total y permanente y no puedas seguir ahorrando, la aseguradora se encarga de continuar con tu ahorro, ella lo paga por ti y a la edad que elegiste recibir tu ahorro para el retiro, lo recibes integro sin más aportaciones de tu parte. Además, en el momento de presentarse la invalidez total y permanente la aseguradora te entrega una cantidad igual a la que vas a recibir en el retiro. Es decir una persona que está ahorrando en éste plan y sufre incapacidad total y permanente, recibirá doble cantidad de ahorro, que le permitirá hacer frente a sus gastos personales, familiares y de salud. Si desafortunadamente mueres antes del plazo contratado para tu ahorro, sin importar cuánto tiempo llevabas ahorrando, ni la cantidad que hayas aportado, la aseguradora entrega a las personas que designes la cantidad total que elegiste como meta para tu retiro.

¿A ti cuántos años te faltan para tu retiro? Te has puesto a pensar realmente que ese momento llegará y que es mejor planearlo. No dejes que la vida te sorprenda, mejor ahorra y cuánto más pronto comiences, más tiempo tendrás para formar ese ahorro que te permitirá vivir como tu quieres.

Es tiempo de hacer conciencia y valorar el dinero que ganamos, no debemos gastarlo en cosas que no necesitamos, es importante saber que una buena administración del dinero y un buen plan de ahorro para el retiro, nos llevarán a cumplir nuestras metas y a tener libertad financiera en nuestra vejez.

Ahorrar no debe ser una carga fuerte para ti, planéalo y veras los beneficios que trae a tu vida, te darás cuenta que puedes ahorrar sin dejar de disfrutar los placeres de gastar tu dinero en lo que mas prefieras, teniendo en mente que ya estas haciendo algo por ti y que al planear un retiro con independencia económica seguirás toda la vida disfrutando del placer de gastar tu dinero en lo que tu necesites.

Ahorrar es una virtud que puedes adquirir, siempre es buen momento para empezar y te aseguro que en tu vejez te lo agradecerás.

Por favor no dejes de escribirme tus dudas o comentarios sobre éste instrumento financiero, con gusto te puedo platicar más detalles para su contratación.

Isabel González Castro

 

 

 

 

Conoce si necesitas o no un seguro

 

Quisiera darte a conocer algunos datos importantes que debes considerar al momento de contratar cualquier seguro, o en caso de que ya los tengas, te aconsejo revisarlos periódicamente junto con tu agente de seguros, porque las etapas de vida van cambiando y junto con ellas las necesidades de protección y los riesgos a los que estamos expuestos. Es fundamental que leas las condiciones generales de tus pólizas y lo que no te quede claro o no lo entiendas pregúntaselo a tu agente de seguros.

Es muy importante para ti solicitar a un agente de seguros que te visite y te ayude a través de su asesoría profesional, para tener un diagnostico de tus necesidades de protección y previsión financiera; una vez conocidas tus necesidades, tú decidirás cuáles son prioritarias, es decir cuáles debes atender de inmediato y cuáles pueden esperar un poco, de cualquier forma es importante que las conozcas porque eso te permitirá saber que las tienes  y planear en qué momento estarás en posibilidades de atenderlas.

En muchas ocasiones ni siquiera estamos conscientes que todos los días  corremos riesgos, no pensamos y mucho menos medimos el impacto económico que tendríamos en caso de sufrir un accidente, desafortunadamente creemos que a nosotros no nos va a pasar nada, que no vamos a envejecer, ni enfermar, ni sufrir una invalidez. ¿Te has puesto a pensar que tanto una muerte prematura como vivir muchos años también son riesgos?, porque si mueres joven y dejas a tus hijos pequeños, quién se va a hacer cargo económicamente de ellos? Y si llegas a vivir muchos años deberás haber planeado tu retiro para que en ese momento de tu vejez tengas los recursos para mantenerte y ser independiente.

El agente profesional de seguros después de haber analizado tu situación, te presentará un diseño de soluciones para cada una de tus necesidades de protección y previsión financiera, que se traduce en tu tranquilidad, al transferir el impacto económico de los diferentes riesgos a los que estés expuesto en tu persona, salud, familia y patrimonio a una compañía aseguradora a través de los diferentes seguros.

Aquí te dejo algunas preguntas que puedes hacerte para saber si necesitas o no un seguro.

1.- Si hoy sufrieras una incapacidad total y permanente que ya no te permitiera trabajar y generar dinero, ¿de donde sacarías el dinero para mantenerte, o quién se haría cargo económicamente de ti y de tus hijos?

2.- Nombra dos personas que económicamente se harían cargo de tu espos@ y tus hijos si tú falleces.

3.- Si hoy sufrieras una accidente o enfermedad grave, ¿tienes el dinero para hacerle frente, o tendrías que pedir prestado quién sabe cuánto, y quién te lo prestaría? ¿Tendrías que vender tu auto? ¿Tu casa?

4.- Pregúntale a una viuda si su vida y la de sus hijos sería diferente si su marido se hubiera preocupado por dejarles un seguro de vida.

5.- Si tu casa sufriera algún daño muy fuerte por terremoto o cualquier otro fenómeno natural y quedara inhabitable, ¿cuentas con el dinero para repararla, para hacer la remoción de escombros, para pagar un hotel o la renta de otra casa durante el tiempo de la reparación?

6.- ¿Cuál es el estilo de vida que quieres para ti en el momento de tu retiro? Imagina que hoy tienes 60 años y quieres disfrutar de lo que mas te gusta hacer, ¿tienes el dinero ahorrado para ese momento que seguro llegará?

7.- Te has preguntado ¿cuánto va a costar tu póliza de gastos médicos mayores cuándo tengas 65 años o más y la necesites más que nunca? ¿De dónde sacarás el dinero para pagarla? ¿Cómo te sentirías de tener que cancelarla porque no haber previsto iniciar un ahorro cuándo eras joven?

Por último y muy importante me resta decirte que no menosprecies ni evites la visita de una asesor profesional de seguros, es alguien que está ahí para llevarte beneficios a ti y tu familia, escucha la asesoría, involúcrate, obtén información importante que te permita tomar buenas decisiones.

Déjame tus datos, o contáctame me dará mucho gusto poder ayudarte con una asesoría personalizada.

Isabel González Castro                                                                                          

Directora General de INFIPRE.

 

 

Educación Financiera

Por Edgar M. Tejada García

Este artículo fué publicado en la revista Players.

Si contáramos con Educación Financiera tendríamos más herramientas para enfrentar un mundo económico como el nuestro. Sabríamos, por ejemplo, como manejar una chequera o una tarjeta, e identificar y escoger el mejor servicio que el mercado puede  proporcionarnos para nuestros planes de crédito, ahorro, inversión, protección y retiro.

Nos evitaríamos problemas con el famoso Buró de Crédito, pues desde muy jóvenes estaríamos conscientes de lo importante que resulta mantener un crédito, para qué sirve y la mejor forma de usarlo, entre muchos otros relevantes detalles.

Estos conocimientos también harían posible que el Gobierno ahorrara millones de pesos, considerando que la gente aprendería a planear su futuro económico, crear su propio plan de retiro y su seguridad en salud, lo cual haría innecesario enfrentar la carga financiera de millones de mexicanos sin solvencia económica a edades avanzadas.

Parte de la Educación Financiera a impartir en las aulas, sería saber identificar las etapas de vida por las que la gran mayoría de nosotros pasaremos o estamos pasando, conociendo en qué consisten, pero sobre todo, distinguiendo las situaciones regulares a enfrentar. Algunas características de estas etapas son:

•De los 22 a los 35 años

Inicio de la etapa productiva, en que comenzamos a trabajar para formar un patrimonio personal y familiar. El ingreso puede no ser mucho, pero sí las energías. Empiezan los compromisos económicos (tarjetas de crédito, crédito automotriz e hipotecas). Ahorrar no es muy común, pues “aún falta mucho para pensar en eso, estamos muy jóvenes”.

•De los 30 a los 45 años

Poco después llegan los hijos y con ellos la necesidad de planear con urgencia nuestras finanzas. Surge el imperativo de mantener un nivel de vida, ampliar el patrimonio y también de enfrentar gastos de maternidad y educativos primarios. Ya se piensa en el ahorro, pero tampoco se realiza, porque “ahorita no podemos, hay muchos gastos, sólo hay que esperar a salir de algunos compromisos”.

•De los 45 a los 55 años

En un abrir y cerrar de ojos nuestros hijos inician su vida universitaria, les querremos ofrecer la mejor educación posible o por lo menos la misma que nosotros recibimos, la familia demanda más al tener que apoyar las necesidades económicas de nuestra pareja e hijos pre adultos. Es un periodo muy demandante, y si anteriormente no iniciamos un planeación de protección patrimonial, empezaremos a tener problemas.

•De los 60 a los 70 años

Llega la época de retirarnos, y si no planeamos una protección financiera, seremos parte del 98% de mexicanos de esta edad sin solvencia económica, ya que probablemente dependeremos de alguien más.

Por lo anterior es importante que se acerque a su Asesor Financiero para que juntos diseñen un plan que le permita sortear el futuro a través de los mejores servicios y productos del mercado. Recurra a una persona preparada y certificada con visión independiente y que no trabaje para una compañía en particular.

Creditos de Foto: Dreamstime. Fotografa: Xalanx