¿Cómo puedo hacer que mi amor trascienda?

Cualquiera que sea tu momento de vida,  si eres jefe de familia,  madre soltera, vives con tu pareja o estás solter@; independientemente de tu situación actual, todas las personas coincidimos en un mismo punto: “el amor que sentimos por nuestros seres queridos”, hijos, espos@, padres, hermanos, pareja y por supuesto por nosotros mismos, nadie queremos que a nuestros seres queridos les pase nada malo, no queremos que sufran, así como tampoco nosotros queremos sufrir y estamos dispuestos a hacer cualquier cosa por evitarles el sufrimiento a los que más amamos.

Cada día nos levantamos con el impulso de salir a trabajar para cumplir con una misión de vida y contribuir con nuestra sociedad,  también lo hacemos porque es la forma en que voy a generar recursos para mis seres queridos y para mi;  a través de mi ingreso doy  a mi familia la calidad de vida que merecen, el ingreso que genero cada día sirve para que mi familia y yo podamos comer, vestir, tener una vivienda, divertirnos, viajar, ahorrar, cumplir nuestros sueños,  etc. 

Qué papá o mamá no se siente orgullos@ de poder cuidar a su familia y darles todo lo que necesitan, como el caso de Luis y Daniela, padres jóvenes, ambos con un buen ingreso y dos hijos hermosos  de 7 y 4 años de edad,  Valentina la mayor  toma clases de ballet, mientras que Daniel el pequeño acaba de entrar a jugar foot ball. Los fines de semana la familia pasa momentos agradables todos juntos en el club social al que pertenecen. Acaban de obtener un crédito hipotecario para comprar la casa de sus sueños.

Elisa es madre soltera orgullosa de Priscilla su pequeña hija de dos años,  Elisa trabaja en una oficina de 8 a 3 de la tarde, recoge a Priscilla en la guardería y se van a casa, en donde mamá e hija tienen la fortuna de pasar juntas toda la tarde, gracias a que Elisa elabora desde casa joyería de fantasía que vende para complementar sus ingresos y cubrir los gastos de Priscilla y ella, es una mujer admirable, pues organiza tan bien sus finanzas a través de un presupuesto que le permite ahorrar para su futuro, ya que sabe que depende sólo de ella.

Betty es abogada soltera de 47 años, con una vida fascinante, dedica gran parte de su tiempo a cultivarse, cuida su imagen por lo que siempre está a la vanguardia en su persona, tiene un circulo de amigos a los que frecuenta, en su vida por supuesto no pueden faltar los viajes, que por cierto hace uno o dos al año, Betty  se hace cargo de su mamá a quien adora y consciente, no le falta nada, ya que Betty se encarga de todos los gastos de ambas.

Andrés y Paulina son recién casados  con muchas  ilusiones, sueños, metas y todo el deseo y la fuerza para lograrlos, ambos trabajan fuertemente y el unir sus ingresos les permitirá ir cumpliendo sus metas, son médicos y tienen la ilusión, a través de un proyecto muy ambicioso  de ahorro, tener dentro de 15 años su propia clínica. Este proyecto es idea de ambos, es su sueño, es como ellos visualizan su futuro, pero saben que entre los dos lo lograrán a través del ahorro iniciado hoy.

Es evidente que mientras todas estas personas estén junto a sus seres queridos podrán seguir protegiéndolos y velando por ellos, pero ¿que pasaría con Valentina y Daniel si su papá o su mamá murieran?,  ¿Qué me dicen de la pequeña Priscilla si perdiera a su mamá que es lo único que tiene? ¿Qué sería de la mamá de Betty una mujer de 75 años, si Betty falleciera?, ¿quién se haría cargo de ella?  Andrés y Paulina ¿en caso de que alguno de ellos falleciera, moriría también su proyecto de vida?

Los seguros de vida cumplen una misión muy importante para las personas y es hacer que tu ingreso en caso de que mueras no muera contigo, que tu familia  además de la pena moral no tenga que sufrir la pena de cambiar el nivel de vida al que estaba acostumbrado cuando uno estaba con ellos

Aquí el punto es que  nadie quiere comprar un seguro de vida, nadie cree necesitar un seguro de vida, no hay ese sentido de urgencia por tener un seguro de vida,  sin embargo a todos nos gustaría que en caso de fallecer y no poder cuidar más a nuestros seres queridos, tener la certeza de que no les faltará nada, que tendrán el dinero necesario para seguir adelante en la vida, que sientan el amor tan grande que tienes por ellos, que ni la muerte hace que los dejes desamparados.

Los seguros de vida son el medio para evitar el sufrimiento a nuestros hijos por no poder continuar sus estudios y tener que trabajar para poder vivir, los seguros de vida  son el medio para que esos padres que hoy dependen económicamente de nosotros  no tengan que pasar el dolor de quedarse desamparados.

Los seguros de vida así como los productos financieros no son el fin, son el medio;  nadie quiere una hipoteca,  lo que quieren es una casa, pero el medio para conseguir la casa es la hipoteca; de igual forma nadie quiere un seguro de vida, lo que quieren es tranquilidad para los seres queridos en caso de que uno muera, y precisamente el medio para conseguirlo es el seguro de vida.

Hazlo ahora que puedes, da a tus seres queridos la oportunidad de continuar con la tranquilidad de la estabilidad económica, y de seguir contando con tu ingreso, aunque tú no estés a su lado. Piensa en sus planes, sus ilusiones, sus metas y sus proyectos, los años que les faltan a tus hijos para poder ser económicamente independientes.

Este es un tema muy fuerte, estoy consciente que a nadie nos  gusta pensar en la muerte y todo el dolor que se genera, sin embargo te invito a reflexionar realmente en los riesgos que todos los días corremos y a los que estamos expuestos y lo que pasaría con tus seres queridos si hoy falleces.

Los seguros de vida son trajes a la medida,  con el profesionalismo que me caracteriza te puedo ayudar a revisar tus necesidades de protección para que puedas tener el seguro de vida que necesitas para tu familia. Si no tienes un seguro de vida” No es cuestión de capital sino de voluntad”.

Isabel González Castro.

Bookmark the permalink.

Leave a Reply