Fideicomiso una buena idea en tu seguro de vida.

Si ya tienes un seguro de vida o estás pensando en contratar uno, la idea de que el pago de la suma asegurada sea a través de un fideicomiso te puede ser de mucha utilidad, sobre todo si tienes hij@s menores de edad o en estado de incapacidad jurídica a los que quieres proteger con un seguro de vida si tu llegas a faltarles, ya que no es lo más conveniente nombrarlos como beneficiarios de tu seguro de vida, toda vez que no se les puede entregar directamente la suma asegurada (precisamente por ser menores de edad o por la incapacidad jurídica en su caso), sino en la forma que previene la legislación civil, a través de la designación de tutores, albacea, representantes de herederos u otros cargos similares y en ocasiones, éstas situaciones legales llevan su tiempo y dinero.

Puedes contratar un fideicomiso con la aseguradora, el cuál no tiene costo de contratación, es un contrato que tiene como objetivo cumplir cabalmente los deseos de una persona sobre el tiempo y forma de entregar la suma asegurada a sus beneficiarios. Los fideicomisos están regulados en la Ley de Instituciones de Crédito y la forma de administración es en instrumentos sin riesgo.

Entre otros mucho beneficios que describo más adelante, contar con un fideicomiso protege a tus seres queridos contra abusos de familiares y terceras personas que en ocasiones cuándo saben que han recibido dinero y tienen una fuerte cantidad disponible, les piden prestado, los invitan a participar en “negocios millonarios” o simplemente una mala administración de ese dinero o dilapidación del mismo, pudieran poner en riesgo la estabilidad económica de tus seres queridos.

Si la idea es protegerlos, contratar un fideicomiso te ayudará a lograrlo.

Las partes que participan son:                      

Fiduciario.- Es la aseguradora, quién administrará las sumas aseguradas, cumpliendo con las instrucciones establecidas por el Fideicomitente (asegurado)

Fideicomitente.-Es el asegurado y él establece las condiciones del Fideicomiso.

Fideicomisario.- Quién o quiénes reciben el beneficio del fideicomiso (son designados por el asegurado) Para el caso de que el fideicomisario sea menor de edad o se encuentre en estado de incapacidad jurídica, recibirá temporalmente las cantidades designadas (hasta el momento que el fideicomisario llegue a la mayoría de edad por ejemplo)

Ventajas de contratar un fideicomiso en un seguro de vida:             

  • Confidencialidad, seguridad y transparencia en la custodia del patrimonio.
  • No tiene costo de contratación.
  • Oportunidad para el asegurado de designar a sus beneficiarios, las cantidades que le serán entregadas en modo y tiempo, si son menores de edad o se encuentran en estado de incapacidad jurídica, se nombra un Fideicomisario contingente que recibirá las rentas temporalmente y hasta que los menores cumplan la mayoría de edad.
  • Protege y elimina abusos de terceras personas sobre el patrimonio de los beneficiarios.
  • Se protege el patrimonio ante posibles embargos ya que estos recursos no forman parte de la masa hereditaria del asegurado.
  • No depende de un testamento para llevarse a cabo.
  • El asegurado puede adecuar las instrucciones al fideicomiso las veces que requiera.
  • Evita tardados trámites sucesorios, gastos notariales y legales.
  • Garantiza la estabilidad económica de la familia.
  • Las formas de pago que ofrece un fideicomiso pueden ser rentas mensuales, montos fijos en fechas establecidas o pagos únicos, además se puede dejar la instrucción de pagar primas de pólizas de seguros que se contraten de cualquier ramo.
  • Protección y administración del capital de los fideicomisarios como “Buen Padre de familia” según se señala en el artículo 391 de la Ley de Títulos y Operaciones de Crédito.

Espero que encuentres éste artículo útil para ti y para tus seres queridos, si crees que puede ser interesante para otras personas, por favor compártelo.

Es muy importante tu opinión, por favor déjanos tus comentarios.

Si te interesa algún tema en especial, por favor mándame tus sugerencias.

Recibe un fuerte abrazo!

Isabel González Castro.