Riesgos al manejar un automóvil

VolanteInfi

¿Sabes a que riesgos estás expuesto cuando conduces un automóvil?      

  • Que te roben el auto
  • Afectar a un tercero en sus bienes o persona
  • Requerir asistencia legal
  • Sufrir pérdidas sobre el auto
  • Afectar a los ocupantes del vehículo.
  • Requerir asistencia vial, entre otros.

¿Estás preparado económicamente para enfrentar los gastos derivados de alguna de las anteriores eventualidades?

Ésta es una reflexión que deberías seriamente considerar, porque el impacto económico en caso de sufrir algún siniestro con tu automóvil, puede llegar a poner en riesgo tu patrimonio,  integridad física e incluso la de los acompañantes en el vehículo; así como las afectaciones que pudiéramos causar a terceras personas.

Dentro de los daños materiales que puede sufrir el automóvil se encuentran: colisiones y vuelcos, daños durante su traslado (grúas o plataformas), incendio, rayo y explosión, por alborotos populares, por fenómenos naturales, desbielamiento por inundación, rotura o desprendimiento de cristales.

El conductor de un vehículo es responsable civilmente ante las terceras personas por daños en sus bienes, en su persona, daño moral y por supuesto ocasionar la muerte de un tercero.

El seguro de automóviles es una solución ante los riesgos descritos anteriormente, toda vez que se compone de diferentes coberturas que amparan precisamente contra cada uno de los riesgos a los que el conductor se expone.

El riesgo más grave se podría considerar, causar la muerte de un tercero y al respecto la Ley Federal del Trabajo en sus recientes reformas publicadas en el Diario Oficial de la Federación el pasado 30 de Noviembre del 2012,  modificó el artículo 502, estableciendo un incremento por indemnización por fallecimiento, modificándose de 730 a 5000 días de salario mínimo general vigente.

Asegurar tu automóvil es proteger tu patrimonio, tu integridad física, así como proteger a las víctimas, toda vez que el seguro de automóvil es el instrumento adecuado para que en caso de ser responsable de un siniestro, puedas cumplir tus obligaciones sin poner en riesgo su patrimonio e integridad física.

Si una persona es víctima de robo de su vehículo y estaba asegurado, la aseguradora le pagará a valor comercial su automóvil, (o de acuerdo a lo acordado en la carátula de la póliza), después de descontados deducible y coaseguro, con lo que se evita que la persona pierda el 100% del valor del auto.

Si derivado de un siniestro necesitas protección legal y no tienes seguro de tu automóvil, tendrás que correr con todos los gastos para tu defensa, pagos de fianzas, etc. La tranquilidad que te brinda el tener contratado un seguro para tu automóvil es que la aseguradora te designa un abogado y hay una suma asegurada para pagos de gastos, costas y fianza o caución.

Los seguros siempre tienen exclusiones, por lo que es necesario que te familiarices con las condiciones generales del seguro, para que estés clar@ de los alcances de las coberturas.

En el artículo de la periodista Claudia Castro Reyna http://razon.com.mx/spip.php?article175445 publicado en el Diario “La Razón” señala como las personas se endeudan para enfrentar lesiones por choques de auto, comenta que solamente 3 de cada 10 vehículos en México están asegurados.

Tener un seguro de auto no es un lujo es una “responsabilidad social” no esperes más y asegúrate por ti y por los demás.

Si te gustó éste artículo y lo encuentras de interés, por favor compártelo con más personas y si me dejas tus comentarios o experiencias te lo agradezco porque nos retroalimentamos.

Te deseo una vida feliz y segura! Recuerda manejar con precaución!

Isabel González Castro.