Vacaciones!!!

 

  Pueden ser lecciones financieras para tus hijos.

 

Las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina y es una gran oportunidad para que nuestros hijos se familiaricen con el dinero, es hora de empezar como papás a tomar cartas en el asunto de la educación financiera de nuestros hijos, ayudarlos a que comprendan como se gana el dinero, para que sirve, por qué ahorrar; en pocas palabras que desde su temprana edad adquieran hábitos económicos sanos y la capacidad de tomar decisiones financieras saludables, que se traducirán para ellos  en una mejor calidad de vida personal y familiar.

Familiarizar a nuestros hijos con el uso del dinero es guiarlos para que ellos mismos empiecen a  tomar decisiones, comprendan que no todas las cosas materiales que desean las pueden tener, que deben elegir entre una u otra en base a prioridades, que van a tener lo que realmente desean de corazón, lo que los hace felices, y entender que las cosas no se obtienen con chantajes o berrinches;   no es el querer por querer  “sin tener llenadero” como decía mi abuelita.

Suele pasar lamentablemente que parte importante del ingreso de los padres  sirve para mal educar a los hijos, “le doy todo lo que me pide para demostrarle mi amor”; pero al contrario, “porque lo quiero le demuestro mi amor educándolo”, esa es realmente nuestra función como padres, darles herramientas para su vida (uno no va a vivir eternamente para pensar por ellos y resolverles todo) entonces hagamos nuestro mejor trabajo como educadores de nuestros hijos, porque a nadie nos gustaría verlos en su futuro padeciendo graves problemas financieros que quebranten sus relaciones personales y patrimonio.

Nosotros probablemente no escuchamos  hablar a nuestros padres de cultura financiera, ahorro, planeación de su retiro,  prioridades, inversiones, plan de vida, etc.  Sin embargo, es prioritario que las futuras generaciones crezcan con ésta conciencia, porque los tiempos por venir así lo requieren. Ayudemos a nuestros hijos a tener mejores armas en sus vidas y una mejor calidad de vida, a través de una libertad financiera, en donde sus recursos económicos sean utilizados adecuadamente y no inicien su vida productiva con una inconciencia y una necesidad desmedida de gastar. Que sus compras sean elecciones razonadas y no por impulso, lo que hace desarrollar la paciencia, que es un valor fundamental en el ser humano en todos los ámbitos de la vida.

En una nota reciente de la periodista Claudia Castro http://bit.ly/LEdHNg  se señala que las familias mexicanas gastan el 18% de su ingreso en deudas (Pago de intereses y amortizaciones de créditos),  y que éste gasto en materia de consumo y vivienda se ha duplicado en 11 años; dice que en el año 2000 se gastaba el 6.7% de acuerdo a cifras emitidas en el informe “situación Banca México” por el economista Adolfo Albo,  lo que representa un incremento de 2.6 veces en once años.  Es lamentable que el ingreso familiar se vea afectado en esa medida por pago de intereses y deudas; que no sea ese el futuro que heredas a tus hijos, ayúdalos para que ellos desde hoy que son pequeños, se relacionen y entiendan como se vive una vida con libertad financiera.

Manos a la obra!!!

1.- Platica con ellos para que te cuenten que quieren hacer en éstas vacaciones! (claro, todo dentro de tu presupuesto) seguramente en la planeación estará ir al cine, ir a patinar, al parque, rentar películas para ver en casa, comer fuera, etc…

 2.-Asigna a tus hijos algunas tareas acordes a su edad y capacidades, en las que puedan ayudar y ganar una cantidad de dinero, para que así comprendan el esfuerzo de ganar el dinero.

3.- El dinero que des a tus hijos por las tareas debe ser el que tú tengas presupuestado para éstas vacaciones, es decir les vas a dar la oportunidad de que sepan con cuánto cuentan y para que les alcanza, al tener que tomar decisiones aprenderán a elegir entre las diferentes opciones, las que realmente sean importantes para ellos; sabrán por ejemplo, que si dejan de gastar en dulces o refrescos ese dinero lo pueden emplear en otra actividad más placentera, o tal vez puedan comprar un juego de mesa que además fomente la convivencia familiar en éstas vacaciones, o decidirán entre ir al cine o comer fuera. El involucrarse y tomar sus propias los hará sentirse bien y comenzar a involucrarse con el dinero. 

Estoy segura que serás muy ingenios@ para hacer que tus hijos tomen el gusto por entender cómo se gana el dinero y la importancia de usarlo adecuadamente. Por favor déjame un comentario sobre ideas que puedan retroalimentarnos y las vamos platicando para hacer juntos un mejor futuro financiero para nuestros hijos!!!

Con cariño.

Isabel González Castro

Directora General de INFIPRE.

 

 

 

Bookmark the permalink.

Leave a Reply